Weekly News

Atacan con granadas a policías y toman rehenes

12 de enero de 2010.

Por lo menos tres muertos y dos lesionados dejó el ataque de un grupo armado que utilizó granadas de fragmentación y armas de alto poder en contra de automovilistas y policías municipales tanto de Coacalco como de Tultitlán.

Un incidente de tránsito en la avenida Ocho, en el municipio de Coacalco, protagonizado por un conductor en presunto estado de ebriedad, derivó en un ataque con armas de alto poder en contra del policía de Tránsito de Coacalco que lo llevaba detenido al automovilista, alrededor de las 11 de la mañana.

Desde dos camionetas, una tipo Honda color plata, -la cual tenía reporte de robo en la delegación Benito Juárez-, y una Ford Lobo, un grupo de sujetos rafagueó a la patrulla 076 de Coacalco, lesionando al agente Jesús Mayén Hernández, de 37 años, y a un conductor de un vehículo Jetta, de aproximadamente 35 años, contra quienes dispararon por lo menos 22 balas con armas de alto poder.

Los agresores se dirigieron a la avenida López Portillo y en el municipio de Tultitlán se impactaron contra otro automóvil, tres sujetos descendieron de la camioneta tipo Honda y amenazaron al conductor, acción que fue observada por los tripulantes de la patrulla 191 de Tultitlán.

Los agresores llegaron al bulevar Benito Juárez en donde bajaron con una maleta color negro e ingresaron a la marisquería Los Delfín, en donde trataron de confundirse con los comensales.

En las inmediaciones un convoy de la Policía Federal realizaban un patrullaje de rutina cuando los municipales de Tultitlán les solicitaron apoyo para detener a los individuos que entraron al restaurante.

Cuando los atacantes vieron a los uniformados entrar al comercio les lanzaron la primera granada de fragmentación hiriendo a dos federales y dejando muerto a Raúl Loreto, jefe del sector 1 de la Policía de Tultitlán, a quien la Procuraduría mexiquense identificó como Raúl Hernández Contreras.

TOMARON DOS REHENES

Los agresores tomaron a dos comensales como rehenes.

En este lugar agentes estatales detuvieron a tres hombres quienes iban a bordo de la Ford Lobo, que presuntamente ejercía de muro de los agresores que viajaban en la camioneta Honda. Los detenidos proporcionaron datos al MP sobre una posible casa de seguridad, en donde fue detenido otro sujeto de 23 años.

En la marisquería los atacantes robaron la patrulla municipal 191 y se dirigieron rumbo a la autopista México-Querétaro.

En la zona de Izcalli del Valle, en las inmediaciones de un supermercado, los atacantes se volvieron a enfrentar con policías y en la refriega arrojaron otra ganada contra los uniformados, después liberaron a los dos rehenes.

En la persecución participaron elementos de las policías municipales de Coacalco, Tultitlán, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli, de la Agencia de Seguridad Estatal, Policía Federal y el Ejército.

Finalmente y luego de varias horas de persecución, en la que también participó el helicóptero Relámpago de la ASE, en la zona conocida como Cola de Caballo y Ciudad Labor, los agresores abandonaron la patrulla 191, en cuyo interior había un rifle R-15.

Como parte del operativo, en avenida Ceylán, Tlalnepantla, judiciales mexiquenses detectaron a una camioneta tipo Honda con ocho sujetos armados. Los policías del Estado de México, vestidos de civil, rodearon la unidad y se enfrentaron a balazos con quienes más tarde se identificaron como agentes federales, uno de los cuales fue trasladado al hospital de traumatología de Lomas Verdes del IMASS. La Procuraduría mexiquense dice que se trató de una confusión.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles