Weekly News

Baja precio del maíz en 2009

12 de enero de 2010.

Aunque los precios del maíz son más baratos hoy que durante la crisis de la tortilla en 2008, el costo de este producto básico en México no disminuye para el consumidor.

En junio de 2008 el precio internacional del maíz alcanzó 300 dólares por tonelada en el Mercado de Futuros de Chicago, mes en el que el kilo de tortilla tuvo un costo promedio de 8.30 pesos en el Distrito Federal.

Para enero de 2010 la tonelada de maíz se ubica en 165 dólares por tonelada en Chicago, pero el precio promedio de la tortilla incluso incrementó en la capital del país, para ubicarse en 8.47 pesos por kilo.

El kilo de tortilla en México no es más barato a pesar de que el maíz constituye 80% de su precio. El resto se compone por el costo del gas, la electricidad y la mano de obra.

"Es un problema de los que venden commodities contra los que venden productos finales. Los que venden productos finales no bajan nunca el precio", dijo Carlos Salazar, presidente de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM).

Mientras los productores de materias primas responden a la ley de la oferta y la demanda para determinar sus precios, los comercializadores de productos finales buscan acumular capital, por lo que se trata de un problema del modelo económico neoliberal, precisó Salazar.

Pero la problemática también se ubica en los intermediarios.

"En la cadena comercial de México hay muchos acaparadores del insumo que manipulan los precios a su conveniencia", explicó Gabriel Pérez del Peral, director de la División de Economía de la Universidad Panamericana.

Al respecto, diversas autoridades del Gobierno Federal tienen facultades jurídicas para frenar la especulación. La responsabilidad recae sobre la Secretaría de Economía, de Agricultura, la Procuraduría Federal del Consumidor y la Comisión Federal de Competencia.

La caída en los precios de productos básicos en México tampoco es posible por el incremento en el costo de los energéticos, agregó el académico de la Universidad Panamericana.

A partir de este año el diesel alcanzó 8.16 pesos por litro, la gasolina magna incrementó 8 centavos por litro y el gas licuado de petróleo aumentó de 9.15 a 9.31 pesos por kilo en ciudades de la zona centro del país.

Estos incrementos generan expectativas de inflación e impiden la caída en el precio de la tortilla, dijo Pérez del Peral. La repercusión del aumento de precios de los combustibles recae en el costo de la harina de maíz, precisó Carlos Salazar.

Por lo que los expendedores de tortilla sólo pueden argumentar el incremento en el costo del producto a partir del maíz, no de la gasolina.

"El flete ya va incluido en el precio de la harina", acotó el presidente de la CNPAMM.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles