Weekly News

Desmiente China ataque contra Google

14 de enero de 2010.

China negó hoy haber orquestado cualquier ataque contra el sistema de la empresa estadounidense Google o sus cuentas de correo para obtener información confidencial, al tiempo que defendió el rol de Pekín en la promoción de libertad en Internet.

'Internet es libre en China y el gobierno chino promueve el desarrollo de Internet', aseguró la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Jiang Yu, en una rueda de prensa.

'El gobierno también hace esfuerzos para crear un ambiente favorable para el desarrollo de Internet', agregó la fuente, preguntada sobre las amenazas de Google de salir del mercado chino por los supuestos ciberataques sufridos por hackers chinos.

El gigante estadounidense, líder mundial en las búsquedas por internet, anunció que planea finalizar sus operaciones en China después de que 'su sistema sufriera un ataque muy sofisticado contra la infraestructura de la empresa, procedente de China y que desembocó en el robo de propiedad intelectual', según David Drummond, responsable jurídico de la compañía.

Google aseguró que los ataques estuvieron dirigidos a sectores como el de internet, la finanza, la tecnología, la química y los medios de comunicación, así como a cuentas de correos de activistas chinos de derechos humanos residentes fuera del gigante asiático.

'Las leyes chinas prohíben cualquier tipo de ciberataque, incluyendo los de los hackers', subrayó Jiang, tras negar que el gobierno chino haya orquestado un ataque por Internet para conseguir información de los servidores de Google.

En referencia al anuncio de la compañía estadounidense de negarse en el futuro a aplicar los filtros y la censura que Pekín exige, Jiang respondió que 'China, como otros países, administra internet en base a la ley'.

'Nuestras medidas administrativas cumplen las prácticas internacionales habituales', explicó la portavoz, en una rueda de prensa de 30 minutos durante la cual fue preguntada en más de 10 ocasiones por el c'aso Google'.

El gobierno chino -aseguró- 'da la bienvenida a las empresas internacionales del sector de Internet para que hagan negocios en China', aunque matizó que estas actividades deben llevarse a cabo 'respetando la ley'.

La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, también intervino en el asunto, que amenaza con provocar una escalada diplomática, y pidió el martes 'explicaciones al gobierno chino' respecto a las acusaciones de Google.

Jian indicó que Pekín había 'expresado su posición ante la parte estadounidense' y rechazó hacer comentarios sobre si el gobierno chino está dispuesto a hacer concesiones o iniciar un diálogo con Google o Washington para permitir más apertura en la circulación de informaciones por la red.

El portal www.google.cn seguía hoy accesible en China y las restricciones y filtros parecían haber sido levantados por la empresa estadounidense, ya que por primera vez las búsquedas relacionadas con el Dalai Lama, la revuelta de 1989 de Tiananmen y la secta religiosa Falungong daban resultados, pese a que la información sobre estos temas está muy restringida.

La sede de la compañía en Pekín, que emplea a unas 700 personas, también ha recibido la visita de seguidores chinos, que han aportado flores y cestos de fruta un gesto de respeto en la cultura china- junto a la entrada del edificio.

Los analistas estiman que la decisión de Google, aunque no es definitiva, desembocará sin duda en la salida, al menos parcial, de la compañía en el gigante asiático, ya que Pekín no dará su brazo a torcer en un asunto tan delicado como el control de la información.

Algunos expertos opinaban también que la empresa estadounidense perderá en China el mayor mercado de Internet del mundo (350 millones de internautas), pero al mismo tiempo mejorará la imagen de su marca en Occidente, al rechazar someterse a las imposiciones de la censura china.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles