Weekly News

Llega ayuda pero hay poca organización en Haití

15 de enero de 2010.

Los mexicanos que regresaron de Haití después del sismo de 7.0 grados en la escala de Richter que devastó la isla, manifestaron que la ayuda internacional llega pero que existe poca organización y es urgente que se dupliquen los esfuerzos.

Eugenio Gastélum Gómez, un ciudadano mexicano que llevaba dos días de haber llegado al país caribeño, relató cómo vio caer frente a sus ojos el 'Hotel Montana', donde se hospedaba, y luego, la escena de muchos muertos, heridos y la poca organización que ha impedido que la ayuda internacional llegue a quienes la necesitan.

En entrevista apenas descendió del avión Dash 8 de la Armada de México, que arribó al Distrito Federal a las 01:15 horas de este viernes, el empresario dijo que la devastación que dejó el movimiento telúrico en Haití es 'peor que en el 85', al referirse al sismo que se registró en capital mexicana hace 24 años.

'No se han podido llevar a la gente. Está la gente enterrada en los escombros y no hay manera de poderla sacar', describió Eugenio Gastélum, con domicilio en Toluca, Estado de México y que viajó a la isla por motivos de trabajo y que después del siniestro pudo contactar a la Embajada de México en ese país, que la ayudó a regresar.

Por su parte, Nancy Demosthene Nocera llamó a que se dupliquen los esfuerzos para ayudar a los afectados por el sismo que causó 'un gran desastre' que acabó con casas, comercios y atrapó a muchas personas entre los escombros.

Dijo que los ciudadanos están completamente incomunicados, y que se enteraron de la magnitud de los daños que alcanzaron el Palacio Nacional, la catedral y la prisión, por los medios de comunicación.

Nancy, madre de dos niños que también llegaron en el vuelo de la Armada, dijo que varios familiares perdieron su casa, que no han localizado a sus amistades y que su esposo se quedó en la isla para tratar de localizar a parientes y conocidos.

Paola Barreda, esposa de un funcionario de la Embajada de México en Haití, destacó que en la isla existe mucha insalubridad, y que no obstante la ayuda internacional, la desgracia ha rebasado los esfuerzos que se llevan a cabo para auxiliar a la población.

'La situación es terrible', coincidió Esther Díaz, quien radica en la isla desde hace 28 años y expuso que no hay servicios, las personas lesionadas están en la calle al igual que los muertos. 'Todavía hay muy poca asistencia, apenas está llegando', señaló.

En el avión de la Armada de México también arribaron Elsa Montero Contreras, Mónica Andolón González, Esther Díaz Lafonthane, Sandrine Lafonthane, y los menores, Antonio Nocera, Antonio Giovanni Nocera y un bebé de seis meses de edad.

Los mexicanos fueron recibidos por el director general de Protección a Mexicanos en el Exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Daniel Hernández Joseph y otros funcionarios de la cancillería mexicana.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles