Weekly News

Frío y nevadas quebrantan salud de miles

15 de enero de 2010.

El ambiente gélido que han dejado los frentes fríos en el país disparó las enfermedades respiratorias, provocó ausentismo en escuelas de nivel básico e incluso en la ciudad de Querétaro se agotaron las cobijas y calentadores.

La gobernadora de Zacatecas, Amalia García Medina, solicitó a la Secretaría de Gobernación una tercera declaratoria de emergencia para 33 municipios ante la presencia de bajas temperaturas menores a seis grados bajo cero que presumiblemente han afectado a 94 mil zacatecanos.

De acuerdo con el reporte meteorológico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la temperatura mínima registrada ayer fue de cinco grados bajo cero en la comunidad de El Saladillo, en el municipio de Pánfilo Natera, mientras que en Fresnillo, Villanueva, Villa González Ortega y Río Grande osciló entre menos tres y cero grados.

En Oaxaca, autoridades de Protección Civil reportaron que esta semana cuatro personas fallecieron por inhalación de monóxido de carbono y que dos pescadores de Puerto Escondido naufragaron el miércoles.

Francisco Galguera Jaz y un acompañante, del que se desconoce el nombre, salieron a pescar a pesar del cierre a las embarcaciones por el mal tiempo, y no han sido localizados, reportaron.

MILES DE ENFERMOS

La Secretaría de Salud en Yucatán informó que 659 mil 254 personas han sido atendidas por males respiratorios, luego del atípico frío de las últimas semanas. El clima no fue motivo para suspender clases, pero la Secretaría de Educación Pública (SEP) pidió tolerancia a maestros por ausentismo y de ser necesario, retrasar la entrada.

El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el estado de Guanajuato, Moisés Andrade Quesada, informó que cada día la institución atiende 5 mil pacientes con males broncorespiratorios. El funcionario detalló que las temperaturas de hasta tres grados bajo cero en la entidad provocaron un aumento de 20% en los servicios de consulta y hospitalización.

En Querétaro, la ola de frío quebrantó la salud de pobladores que viven en condiciones de extrema pobreza, principalmente en comunidades de la sierra Gorda y del semidesierto.

Tan sólo en Cadereyta, más de 35% de su población está enferma, aseguró el alcalde Antonio Pérez Barrera.

El frío motivó que el ausentismo en las escuelas se eleve a 40%, por lo que la Secretaría de Educación del estado autorizó a los inspectores y directores de los planteles educativos a tomar la decisión de continuar o suspender las actividades académicas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles