Weekly News

Da Telcel revés al SAT

17 de enero de 2010.

Un tribunal federal resolvió que la empresa Telcel tiene derecho a deducir de su pago de Impuesto Sobre la Renta las utilidades que reparte a sus empleados, lo que de entrada resultará en una una devolución de más de 80 millones de pesos por impuestos ya pagados.

Luego de más de tres años de litigio, el Octavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa anuló un criterio del SAT, que en 2005 rechazó una consulta en la que Telcel planteó la posibilidad de aplicar esta deducción a partir del ejercicio 2004.

En ese año, la telefónica propiedad de Carlos Slim repartió 203.8 millones de pesos de utilidades generadas en 2003 a sus más de 24 mil empleados.

Al presentar su declaración para el ejercicio de 2004, Telcel reportó al fisco un resultado gravable de dos mil 253 millones de pesos, y pagó 743.7 millones de pesos de ISR.

La negativa del SAT para autorizar la deducción íntegra del monto repartido por utilidades resultó en una base gravable más amplia, por lo que Telcel tuvo que presentar en marzo de 2005 una declaración complementaria en la que pagó 67 millones de pesos adicionales por ISR.

En 2005, la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional el Artículo 32, fracción 25, de la Ley del ISR, precisamente por no reconocer como deducibles las utilidades que el patrón entrega por obligación legal a sus empleados.

El SAT alegó ante los tribunales que Telcel no tenía derecho a beneficiarse de este criterio porque consintió el Artículo 32 mencionado, contra el cual no promovió demanda de amparo.

"Para la aplicación de la jurisprudencia que declara inconstitucional un precepto legal, no es necesario que estemos en presencia del primer acto de aplicación, sino que sólo es suficiente con que se acredite que el actor se encuentra en los supuestos del artículo", respondió el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

El fallo del TFJFA fue confirmado por el tribunal colegiado en una sentencia de noviembre pasado, obtenida esta semana por una solicitud presentada bajo la Ley Federal de Transparencia.

El juicio recién concluido sólo era para determinar el derecho de Telcel a efectuar la deducción, no para resolver sobre la devolución de una cantidad específica, ya que éste es un trámite que se realiza por separado.

Como se trató de un pago indebido, la empresa tiene derecho a solicitar la devolución por el ejercicio 2004, pero podría hacerlo también por ejercicios posteriores, pues el Congreso no ha reformado el Artículo 32.

Y es que el efecto de la sentencia es "que no se le aplique a la contribuyente a partir del ejercicio 2004 y en su caso, hasta que continúen vigentes las normas que fueron materia de la consulta, la limitante para deducir la participación de los trabajadores en las utilidades".

Los 67 millones pagados en marzo de 2005 ya ascendían a 80.3 millones en junio de 2009, según las reglas de actualización del Código Fiscal que también aplican para devoluciones a contribuyentes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles