Weekly News

La opinón de:
Sergio Armendáriz
* PAN estratégico chihuahuense

18 de enero de 2010.

Con la precandidatura del empresario fronterizo Pablo Cuarón Galindo, por parte del Partido Acción Nacional PAN a la gubernatura del Estado, se vislumbra una alianza natural, prácticamente consanguínea, con la estructura organizacional del Plan Estratégico de Juárez –PEJ-, en vínculo orgánico con la Fundación del Empresariado Chihuahuense –FECHAC- que de esa manera encuentran por fin una fórmula presentable para asumir un rostro propiamente político partidista ante el electorado de Juárez y del Estado de Chihuahua en su totalidad. El movimiento estratégico es realmente atractivo; convoca a tres instancias que identifican a la derecha política, en distintos roles y en diferenciados esquemas de interlocución social, específicamente me refiero al PAN como pivote partidario, a la FECHAC como propulsora subsidiaria y representativa del grupo de empresarios del Estado, y finalmente al PEJ como el andamiaje gestivo y social en vínculo con ciertas bases de agrupaciones de la sociedad civil de Ciudad Juárez.

Hay sin duda, mucho trabajo de inteligencia que el PEJ ha recogido a lo largo de sus casi diez años de existencia como institución, ha sistematizado con el apoyo financiero decidido y generoso de Miguel Fernández Iturriza y de otros empresarios de Juárez, toda una amplia gama de demandas formuladas por sectores pensantes importantes de la frontera, sin duda, que la inversión realizada en el sentido económico tiene acumulado un importante capital social producto de la contribución ciudadana e institucional de muy diversos agentes de cambio social que han participado en el concierto de convocatorias para el diálogo y la propuesta que el PEJ ha realizado en Ciudad Juárez, existe abundante documentación pública que refiere a estos procesos de consulta, participación y propuesta, abarcante de los ámbitos económico, cultural, educativo y urbanístico en Ciudad Juárez, visualizada como metrópoli binacional.

Es un hecho que el PEJ ha intentado permear socialmente su diagnóstico y propuesta a través de su iniciativa en movimiento llamada “Pacto por Juárez”, de loable intención pero de escaso impacto aún, continuando confinado el PEJ a una percepción reduccionista de su importancia y trascendencia ante la opinión pública, observándose un nulo efecto en los grupos sociales mayoritarios, populares de Ciudad Juárez. Sin duda, la posible candidatura mencionada, a pesar de las imágenes públicas de sus “Padrinos” políticos, estará sustentada en el uso del PEJ convertido en plataforma programática ahora partidista, carente ya de la discreción cívica en que se había expresado como virtud comunitaria. En concordancia con la lógica anterior, a la FECHAC no tanto como asociación civil con fines altruistas, sino como agrupación de hombres del dinero, corresponderá converger en subsidio generoso para la precandidatura referida, sin olvidar por supuesto, el excelente posicionamiento moral que la Fundación tiene por sus inversiones económicas en sentido filantrópico, con su ideario definido en esta misma dirección.

Finalmente, al PAN le corresponde poner la cara partidista, dar viabilidad legal electoral al proyecto del triunvirato –PEJ-FECHAC-PAN-, espacio partidista que permitirá acceder a una bocanada de oxígeno al mencionado partido, que se encontraba sumido en un escenario de desprestigio y desencanto, heraldos de derrota electoral en 2010. Sin duda, la derecha panista se reencuentra con sus protagonistas nativos en este escenario de reagrupación estratégica de personas e instituciones. Es conveniente resaltar, que en su fuerza de innovación que se le presenta con esta construcción política, en sus fortalezas potenciales se ubican también sus riesgos irreversibles. Por un lado, la virtuosa concreción de capital social en movimiento extraído de la inteligencia colectiva y su conversión en oferta partidista por fin; por el otro, la también final evidencia de cooptación de ese mismo capital social, terminalmente privatizado, en cantadas ambiciones del depredador apetito de puro poder. Feria de maridajes políticos en las “famiglias” del 2010 en Chihuahua, queda por ver la decisiva reacción de la huérfana ciudadanía, que muy seguramente revivirá, actualizado, un escenario de lucha estratégica de “señoritos contra plebeyos”.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles