Weekly News

Pide FAO 23 mdd para agricultura en Haití

18 de enero de 2010.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) pidió a la comunidad internacional ayuda por 23 millones de dólares para apoyar la producción en los campos y huertos de Haití y evitar que se colapse aún más la seguridad alimentaria de ese país.

Estos recursos se canalizarían a las zonas afectadas por el terremoto del martes pasado y sus alrededores, pero también para las zonas rurales que no han sido afectadas directamente, pero que sentirán los efectos del desastre que ha golpeado la capital de esa nación, indicó el organismo, con sede en Roma, Italia.

"Esperamos que se produzcan desplazamientos masivos de población y que existan daños importantes en las infraestructuras agrícolas, por ello es crucial que hagamos todo lo posible para apoyar la producción local de alimentos y los medios de subsistencia", aseguró Ari Tubo Ibrahim, representante de la FAO en Haití.

La solicitud de estos 23 millones de dólares se enmarca en llamado que hizo la semana pasada la ONU para recaudar 562 millones de dólares por el devastador terremoto.

La FAO recordó que durante los últimos 20 años Haití ha dependido en gran parte de las importaciones de alimentos.

Cerca del 80 por ciento de la población trabaja en la agricultura, pero no cuentan con los conocimientos ni el equipo necesarios y según cálculos de la FAO casi el 50 por ciento de los haitianos sufre desnutrición.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha solicitado a los donantes fondos para alimentar a dos millones de personas tras el terremoto.

Para las familias pobres de Haití, producir alimentos a nivel local pasa por contar con algo de dinero en metálico para cubrir otras necesidades básicas urgentes.

La próxima temporada de siembra comienza el mes de marzo, por eso la FAO consideró vital que los campesinos de ese país reciban apoyo durante las próximas semanas.

El tipo de ayuda que necesitan los pequeños productores agrícolas de Haití consiste en aperos agrícolas, fertilizante, fríjoles de calidad y semillas de maíz, guandul y hortalizas, así como ganado incluyendo gallinas y cerdos para la cría doméstica. Los productos hortícolas, vitales para la nutrición, crecerán en tres meses si se plantan ahora.

También se necesitan recursos para la rehabilitación de las infraestructuras de los pequeños agricultores destruidas por el terremoto, como los canales de riego, la industria de transformación agrícola, los mercados y demás infraestructura rural clave.

Con una cifra incalculable de personas desplazadas, la FAO planea igualmente lanzar proyectos basados en huertos de agricultura urbana y periurbana para las víctimas del sismo, haciendo énfasis en el incremento de la producción local de alimentos para mejorar la nutrición.

En 2008, el alza de los precios de los alimentos y combustibles desencadenaron en Haití violentas manifestaciones e inestabilidad política.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles