Weekly News

Continúa Beckham después del Mundial

19 de enero de 2010.

David Beckham afirma que no piensa aún en colgar las botas después del Mundial de Suráfrica y que le gustaría seguir jugando dentro de cinco años, en declaraciones que publica hoy el diario "Daily Mirror".

"Si me seleccionasen para el equipo (inglés) y ganásemos la Copa del Mundo, muchos podrían decirme que sería un buen momento de dejarlo", dice Beckham, quien añade que él seguiría jugando.

"Lo que cuenta es la pasión que uno tiene por el fútbol, lo que a uno le guste jugar, y no alcanzar un nivel de juego determinado y decir que es a lo más que uno puede llegar", explica el futbolista.

El Mundial de Brasil "puede estar fuera del alcance, pero no me excluyo", dice Beckham, quien añade: "Dudo que siga jugando con el equipo inglés para entonces, pero nunca se sabe".

"He tenido tantos altibajos en mi carrera..., ¿quién sabe qué puede suceder para entonces?", se pregunta el jugador del Milán.

Beckham no cree que esté quitando a otros jugadores posibilidades de estar en el once inglés: "Si merecen estar en el equipo, el jugador los incluiría".

"Todo el mundo sabe ya que (Fabio) Capello es alguien a quien no le importa cómo se llame uno o la carrera que haya hecho. Lo que le importa es el actual nivel de juego y lo que uno puede hacer por el equipo", explica el futbolista.

Beckham explica por otro lado que sueña con terminar su carrera en el Manchester United, al que su actual equipo, el Milán, se enfrentará en marzo en la Liga de Campeones.

"Sería la perfección", explica Beckham sobre su eventual vuelta al United y agrega que "nunca ficharía por el Manchester City. No es una cuestión de dinero, sino de lealtad".

"No me preocupa envejecer ni mi aspecto (...) Seguro que envejezco con elegancia. Tengo una serenidad fuera del campo que no tenía antes. Uno madura, me imagino, y me gusta tener esa calma", señala por otro lado Beckham.

"Pero sé que todavía puedo saltar como un resorte, especialmente en el campo. Cuando las cosas no marchan bien para mi equipo, entonces me solivianto rápidamente", reconoce.

"Me gustaría pensar que no le daría una patada a Diego Simeone si volviese a suceder lo que ocurrió en el Mundial de 1998, pero no puedo poner mi mano en el fuego (...) Es difícil predecir cuál sería mi reacción", dice el futbolista.

Sobre su vida después del fútbol, Beckham admite que echará de menos el deporte y está seguro de que tendrá que encontrar algo para llenar el vacío.

De momento, estando como está en la patria de la pasta, Beckham se ha alistado en un curso de cocina en Milán.

"Me he apuntado en una escuela culinaria y estoy en un curso que consiste en 120 horas de lecciones sobre la cocina. Es algo que siempre quise hacer. Me encanta la cocina y quiero aprender a hacer la mejor pasta", afirma.

"Hice las tres primeras horas el otro día y aprendí a hacer pasta fresca, ragú, carbonara, salsa de tomate fresco y dentro de unos días haré risotto", explica el perfeccionista Beckham, quien explica que quiere hacer pasta como los mejores profesionales.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles