Weekly News

'Irá preso' Zelaya si se queda en Honduras: Micheletti

19 de enero de 2010.

El derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien permanece en la sede de la embajada de Brasil en esta capital, si decide quedarse en este país "irá preso", dijo el gobernante de facto, Roberto Micheletti, a la prensa local.

En una entrevista con el diario El Heraldo, Micheletti abordó el futuro de Zelaya, quien la próxima semana saldría de la embajada de Brasil, luego que asuma el poder el presidente electo Porfirio Lobo, quien ganó las elecciones generales el 29 de noviembre pasado.

"Si él se queda en el país tiene que ir a la cárcel", apuntó Micheletti al referirse a lo que podría pasarle a Zelaya, quien tiene varias órdenes de captura, entre ellas por haber pretendido violar la Constitución que prohíbe la reelección presidencial.

Zelaya fue depuesto el 28 de junio de 2009, día en que había convocado a una consulta denominada "Cuarta Urna" para solicitar a una Asamblea Nacional Constituyente redactar una nueva Constitución Política del país.

La actual Carta Magna establece penas carcelarias para quienes pretendan cambiar los artículos que prohíben la reelección presidencial.

"Nosotros hemos dicho que durante este mi gobierno, si le da asilo político cualquier país fuera de Centroamérica, puede irse", apuntó el gobernante golpista.

El próximo miércoles 27 de enero, Lobo asume la presidencia de este país centroamericano, cuando Zelaya cumpliría cuatro años de su mandato presidencial.

Ese día, "el 27 el podría perfectamente salir del país porque de otra forma tiene que ir a la cárcel", reiteró Micheletti.

Aseguró que pese a que la comunidad internacional lo ha exigido, él no abandonará el puesto antes de la próxima semana, porque hacerlo sería aceptar que en Honduras hubo un Golpe de Estado.

"Fue una sucesión presidencial, sucedimos estrictamente a alguien que estaba tratando de dar un Golpe de Estado", agregó Micheletti.

Manifestó que convocar a una consulta popular para instalar una Asamblea Nacional Constituyente fue ilegal, tenía el propósito de perpetuar en el poder a Zelaya y llevar al país a una dictadura.

"El (Zelaya) tenía que entregar el país a ese dictador, para que el (Hugo Chávez) pudiera poner sus botas sobre este país, gracias a Dios no lo permitimos", apuntó el mandatario de facto.

También señaló que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, era cómplice de Hugo Chávez (presidente de Venezuela) para lograr que Zelaya siguiera en el poder.

Insulza había enviado observadores para la consulta sobre la Cuarta Urna que se iba a realizar el día en que Zelaya fue derrocado, según publicó la prensa local.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles