Weekly News

Lanza EU desde el aire alimentos y agua a haitianos

19 de enero de 2010.

El Ejército de EU., que se resistía a lanzar ayuda desde el aire por el temor a que se produjeran tumultos, comenzó a arrojar desde los aviones agua y alimentos, obligado por la destrucción de las infraestructuras tras el sismo.

El Pentágono informó hoy que un avión de carga C-17, procedente de la Base de la Fuerza Aérea Pope en Carolina del Norte, arrojó el lunes 14 mil paquetes de comida preparada y 14 mil litros de agua sobre una zona que había sido despejada y asegurada por soldados estadounidenses a ocho kilómetros al nordeste de Puerto Príncipe.

Se trató del primer vuelo para distribuir ayuda humanitaria desde el aire por parte del Ejército de Estados Unidos desde que el devastador terremoto asoló Haití hace exactamente una semana.

El miércoles pasado, tres días después del movimiento telúrico de 7 grados Richter, el secretario de Defensa, Robert Gates, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, Mike Mullen, afirmaron que el Pentágono no consideraba arrojar la ayuda humanitaria desde aviones o helicópteros por razones de seguridad.

"Hemos discutido (recurrir a esa posibilidad) muy pronto y hemos tomado la decisión de que no necesitamos hacerlo", dijo entonces Mullen.

No obstante, las condiciones sobre el terreno han cambiado desde el pasado miércoles, dado que el aeropuerto de Puerto Príncipe está saturado de mercancías que, por problemas en las infraestructuras, no pueden ser distribuidas convenientemente.

Una de las condiciones que deben darse para repartir la ayuda desde el aire, explicó Gates cuando descartó la medida, es que haya soldados en tierra para asegurar las zonas de recepción de los suministros y garantizar el reparto ecuánime.

"Sin una estructura sobre el terreno, el arrojar provisiones desde el aire únicamente llevará a disturbios, porque la gente trata de conseguirlas", dijo entonces, para asegurar que si no se toman las medidas necesarias, puede ser una "fórmula que contribuye al caos"

Ahora, la situación ha cambiado porque EU. ya ha desplazado a Haiti más de 13 mil militares, lo que le permite tener los recursos necesarios para repartir la ayuda desde el aire.

De hecho, la 82 División Aerotransportada de la Infantería del Ejército, que desplegó en Haití más de 1.000 miembros, lanzó ayer desde el aire botellas de agua y paquetes de comida preparada.

El reparto se produjo en el prestigioso Club de golf Petionville, que se ha convertido en su centro de operaciones y en un refugio para las víctimas del sismo.

Otro factor que obligó a Estados Unidos a tomar esta medida es la falta de infraestructura terrestre, que impide repartir los cargamentos que llegan al aeropuerto, como ayer puso de manifiesto el ex presidente Bill Clinton durante una visita a Puerto Príncipe.

Hoy mismo la Organización Mundial de la Salud (OMS) denunció que la ayuda se está acumulando en el aeropuerto de Haití sin forma de distribuirla o almacenarla por la falta de coordinación entre los países y agencias donantes.

"Tenemos que coordinarnos mejor. Esto es un desafío. Sabemos que ha habido tensiones" entre diversas naciones, dijo en una rueda de prensa Jon Andrus, subdirector de la Organización Panamericana de Salud, la filial en América de la OMS.

Andrus indicó que algunos donantes simplemente descargan la ayuda de sus aviones en el aeropuerto, sin hacer arreglos para su reparto o su almacenamiento.

El aeropuerto está operando las 24 horas al día y ayer recibió 180 vuelos sin registrar retrasos por primera vez desde que las fuerzas estadounidenses tomaron el control de la terminal, según el teniente general Ken Keen.

Mientras, EU. también comenzó el lunes a evaluar los daños en el puerto y prepararlo para poder reabrirlo esta misma semana, lo que abrirá otra vía de transporte para que llegue la asistencia humanitaria y equipos pesados para despejar las calles.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles