Weekly News

El drama ‘gana’ en premiación

19 de enero de 2010.

Al día siguiente de la entrega de los Globos de Oro, quedó un ligero toque de drama por dos asuntos: la solidaridad con Haití y el premio al actor Michael C. Hall, protagonista de la serie Dexter quien está a la mitad de su batalla por el cáncer. Por lo general, las reacciones a las ceremonias se enfocan en asuntos de moda; en saber quién fue el más elegante y la mejor vestida.

Pero este año, la moda en los Globos de Oro tuvo un toque diferente al del glamour. Las actrices de Hollywood recorrieron la alfombra roja luciendo prendas coloridas, buscando levantar los ánimos tras la tragedia en Haití y brillar en un día lluvioso.

Muchas estrellas, como Nicole Kidman, usaron lazos de color amarillo, azul y rojo en vestidos y esmoquin en una muestra de apoyo a las víctimas del terremoto que azotó la nación caribeña el martes.

La actriz nominada Glenn Close hizo notar la ironía de celebrar los logros de su industria frente al telón de fondo de semejantes penurias, pero dijo que los artistas tienen la capacidad única de congregarse y hacer una diferencia en estos momentos.

“Mi profesión siempre ha sido sensible”, dijo Close en la alfombra roja, vistiendo un vestido strapless oscuro con lentejuelas.

Michael C. Hall fue el otro punto neurálgico de la ceremonia. Hace una semana, el protagonista de la serie Dexter” anunció que padecía cáncer en la cabeza y que estaba a mitad de un tratamiento exitoso.

Hall fue galardonado como mejor actor de serie dramática, pero no hizo mención a su enfermedad en su discurso de agradecimiento.

Más tarde, en entrevistas posteriores explicaría: “Cuando se trata de un asunto de salud, es un problema muy personal. Yo tenía la intención de quedarme en mi casa, pero mientras se acercaba la fecha de los premios, pensé que sería bueno hacer una declaración; asegurarle a la gente que estoy en el camino de la recuperación”.

El New York Daily detalló que Hall llegó a la ceremonia usando una gorra para disimular los efectos del cáncer. El actor bromeó: “Es bonito tener una excusa para comprar accesorios, y yo encontré este sombrero japonés, algo simple, pero un poco extraño”.

Más ayuda

La actriz Olivia Wilde, quien forma parte de la serie Dr. House, también pondrá su granito de arena para ayudar a los haitianos y para ello anunció que subastará el vestido que lució en la reciente entrega de los Globos de Oro.

“Estoy consternada por la catástrofe”, declaró la actriz de 27 años, quien en diciembre apoyó la construcción de una escuela en ese país.

Además, Tiffany & Co, cuyas joyas portó Olivia en la entrega de premios, donará 10 mil dólares al grupo Artists for Peace and Justice, que el año pasado fundó hospitales, escuelas y orfanatos en el país afectado por el sismo.

La reina de los premios

La nota maravillosa fue Meryl Streep que apenas el viernes pasado ganó el Critic’s Choice Award y ahora tiene el Golden Globe, ambos como mejor actriz en Julie y Julia. En entrevista al día siguiente publicada por el portal sheknows, Streep habló sobre el nuevo apodo: “Significa un gran apoyo tener el aprecio de mi comunidad, de la comunidad fílmica. Es una pequeña familia. Yo no vivo en la cumbre de los reflectores. Vengo de una sencilla vida exterior a este cuarto donde trabajo con actores a quienes adoro. El premio es de la Prensa Extranjera, quienes han visto mis películas durante 30 años y todavía no se enferman de mí”.

Finalmente, el ganador de la noche, James Cameron con su Avatar, salió en defensa de sus actores y su técnica de efectos especiales: “Si tú ves los videos que se proyectaron, puedes apreciar que permanecen los rasgos de expresión. Lo que conseguimos fue que el cien por ciento de sus actuaciones se trasladara a la animación de los personajes”.

‘Los Globos se elevan’

La cadena estadounidense NBC dijo que la transmisión de los Globos de Oro también les ganó a ellos un premio: un incremento de 14% en la cantidad de televidentes que los sintonizaron, en comparación con el año pasado. La 67a. entrega de los Globos de Oro ganó las tres horas de transmisión el domingo, con 16.9 millones de televidentes. Eso fue una gran mejora si se compara con los 14.9 millones en el 2009.

La ceremonia se realizó en Los Ángeles y se reprodujo en vivo a través de NBC. El actor inglés Ricky Gervais fue el anfitrión de la noche.

A pesar del incremento, la cifra ni siquiera se acerca la cifra récord de 2004, cuando 26.8 millones de televidentes sintonizaron la entrega.

Los premios, sólo superados en importancia por los Oscar, son entregados por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood.

Entre las más elegantes

La española Penélope Cruz figura entre las mujeres más elegantes que acudieron el domingo a la 67 edición de los premios Globos de Oro, una lista confeccionada ayer por la revista People en la que también aparecen Jennifer Aniston, Drew Barrymore, Sandra Bullock y Jennifer Garner.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles