Weekly News

El silencio no es la mejor opción

19 de enero de 2010.

México D.F., 19 de enero de 2010 (Judith Macgregor / London eye / Excélsior).- El trabajo periodístico puede poner, a quienes lo ejercen, en una posición vulnerable. El reportar sobre asuntos delicados como la guerra contra los cárteles de la droga y el crimen organizado puede significar que los reporteros sean amenazados, secuestrados y asesinados si siguen investigando sobre el tema.

Lamentablemente, este es un asunto que cada vez preocupa más. En 2009 fueron asesinados 132 periodistas alrededor del mundo. Una docena de ellos eran mexicanos y, trágicamente, uno más perdió la vida en Saltillo durante la primera semana de enero.

Desde 2007 hemos trabajado con organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales como Cencos y Artículo 19, para crear una metodología estandarizada que apoye en la documentación de casos de agresión contra periodistas, así como el ofrecerles herramientas para trabajar en circunstancias más seguras.

Esta metodología es la primera en su tipo en la región y ha marcado el camino para que otros países en Centroamérica implementen sistemas de monitoreo similares. Más información sobre este proceso está disponible en el sitio www.libertad-expresion.org.mx, donde podrán encontrar información actualizada sobre los ataques contra periodistas y la libertad de expresión.

Asimismo, colaboramos con la Fundación Rory Peck en septiembre de 2008, ofreciendo capacitación para periodistas mexicanos y latinoamericanos, para aprender a trabajar en ambientes difíciles.

Creemos que es muy importante continuar enfocando nuestra atención en esos problemas siempre que ocurran. Es un asunto complicado, incluido para los medios. ¿Deben los editores dejar de infomar a los lectores sobre estos asuntos, sólo para asegurarse de que las vidas de los periodistas están a salvo? Esto es algo que tiene que evaluarse cuidadosamente, pues el silencio no es la mejor opción.

El apoyo de los medios es necesario para ayudar a evidenciar lo que no está bien. El apoyo del público es también necesario para ayudar a las autoridades a perseguir los crímenes y crear una atmósfera de mayor confianza al desenmascararlos.

En este año mi equipo seguirá trabajando con socios mexicanos para difundir nuestros proyectos relacionados con la libertad de expresión.

En este sentido, la semana pasada leí sobre la reunión de diplomáticos mexicanos en la Ciudad de México, sobre la contribución que las embajadas pueden hacer para asegurar que se proyecte una buena imagen de su país en la prensa y los medios de la nación anfitriona.

Esta no es una cuestión de difundir sólo mensajes favorables sobre el país propio. Más bien, se trata de mostrar un panorama equilibrado y certero, para que el público pueda formar sus propias opiniones y aprender más de una nación con la cual no tiene una experiencia directa.

Uno de los propósitos de este año será el brindar tanto en Reino Unido como en México, la mayor y más exacta información sobre nuestros países, porque hay muchas percepciones equivocadas, así que trataremos de corregirlas.

Asimismo, con mucho gusto veo que el Senado mexicano está revisando una iniciativa de ley para perseguir a nivel federal los ataques criminales contra periodistas. Espero que estos crímenes puedan resolverse y que los periodistas encuentren un ambiente más seguro para desempeñar su labor aquí y en cualquier otro lado. Por supuesto que seguiremos trabajando para cumplir esa meta. Recibimos sus comentarios en: [email protected]



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles