Weekly News

Epilepsia: genera alta demanda de consultas

20 de enero de 2010.

La epilepsia, que entre la población derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se encuentra entre los principales motivos de consulta en esta entidad, además de que es controlable, puede ser prevenible mediante una importante supervisión médica durante el embarazo, establecen especialistas de la institución.

Los pacientes con epilepsia deben de mantener un estricto seguimiento de control a través del médico familiar, donde viene a representar una de las primeras doce causas de consulta con más de 25 mil atenciones al año, pero los casos para confirmación o por seguimiento por complicación, se canalizan a los servicios de neurología o psiquiatría, donde son segunda y cuarta causa de consulta, respectivamente.

Explica el Instituto Mexicano del Seguro Social que la epilepsia es una afección del sistema nervioso caracterizada por crisis convulsivas que se presentan en forma crónica y recurrente por diversas causas. En el país la padecen al menos un millón y medio de personas, de las cuales, el 75 por ciento la presentan antes de cumplir 15 años de edad.

La causa conocida más frecuente es la falta de oxígeno en el cerebro durante el embarazo o el parto (hipoxia perinatal), aunque en la mitad de los casos no se llega a descubrir la causa. La epilepsia es una descarga neuronal excesiva y repentina a nivel de la corteza cerebral.

Algunos de los síntomas característicos del padecimiento son: pérdida de conocimiento acompañada por un desplome del cuerpo, contractura de músculos de la cara, brazos y piernas, seguida por movimientos corporales (sacudidas). La epilepsia puede ser parcial y afectar una parte del cuerpo o generalizada si se manifiesta en todo el organismo.

De acuerdo a especialistas de neurología del IMSS, la epilepsia se puede prevenir si hay una importante supervisión médica durante el embarazo para evitar accidentes y traumatismos craneoencefálicos.

También señalan que el diagnóstico oportuno y un tratamiento eficaz de esta enfermedad ayuda a mejorar la calidad de vida y que las crisis sean menos frecuentes y severas. Incluso, sostienen que un niño con tratamiento puede dejar de utilizar fármacos, si durante cinco años no presenta un ataque epiléptico y los resultados del electroencefalograma (análisis del comportamiento cerebral) no presentan alteraciones.

Los niños epilépticos, en especial los adolescentes, en su mayoría, son retraídos y su condición afecta el desarrollo social, debido a las crisis que sufre en público.

Sin embargo, insisten los especialistas en que un buen control ayuda en gran medida a mantener esa calidad de vida del paciente, e incluso durar periodos prolongados sin medicamentos.

Por ello se explica que una vez confirmados y controlados los enfermos de epilepsia en los servicios de neurología o psiquiatría, son canalizados nuevamente a los médicos familiares con una contrarreferencia a fin de que se les mantenga el tratamiento permanente que es precisamente a base de fármacos.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles