Weekly News

Pagan los afganos mucho en sobornos

20 de enero de 2010.

La corrupción en Afganistán está tan inmersa en la vida de los afganos que el año pasado tuvieron que pagar sobornos que equivalen a casi una cuarta parte del PIB del país, dijo el martes Naciones Unidas.

Los afganos pagaron 2,500 millones de dólares para sobornar a funcionarios del sector público durante los últimos 12 meses, dijo la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y la Delincuencia en un informe sobre la corrupción en el país.

"Las drogas y los sobornos son los dos mayores generadores de ingresos en Afganistán", dijo el director ejecutivo del programa, Antonio María Costa, al publicar el informe en Londres. Se calcula que el tráfico de opio afgano generó el año pasado unos 2,800 millones de dólares.

"Insto al nuevo Gobierno afgano a que haga la lucha contra la corrupción su más alta prioridad", dijo Costa.

Estados Unidos y otros países que contribuyen asistencia y soldados a Afganistán esperan que el presidente Hamid Karzai forme un nuevo gabinete capaz de combatir la corrupción e implementar las reformas necesarias para lograr apoyo público y vencer al Talibán.

Sin embargo, los legisladores afganos han rechazado dos veces la mayoría de los ministros nominados por el presidente y el vocero de Karzai dijo que no era probable que lograra completar su gobierno este mes.

El informe de la ONU dijo que entre 2008 y 2009 uno de cada dos afganos tuvo que pagar al menos un soborno a un funcionario público, fuera policía, político, juez o burócrata. Muchos pagaron para acelerar trámites o para recibir ayuda ante los malos servicios del gobierno.

En más de la mitad de los casos, los funcionarios pidieron dinero en efectivo. El soborno promedio fue de 160 dólares, en un país donde el PIB per cápita es de apenas 425 dólares anuales, dijo el informe.

Costa dijo que la desconfianza hacia el Gobierno hace que los afganos busquen seguridad y bienestar de otras fuentes. Si se debilita la justicia tradicional que manejan consejos de ancianos en los pueblos, más gente podría recurrir a represalias violentas, como las que contempla la ley musulmana conocida como sharia, dijo.

El informe se basó en entrevistas a 7,600 personas en 12 capitales provinciales y más de 1,600 pueblos de Afganistán entre el segundo trimestre de 2008 y el mismo período de 2009.

Aunque la corrupción está muy difundida, sólo 9% de la población urbana considera que vale la pena denunciarla a las autoridades.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles