Weekly News

Psicópata deja casa llena de bombas

21 de enero de 2010.

Equipos policiales encontraron ayer una gran cantidad de explosivos en una casa donde ocho personas aparecieron muertas, dijeron investigadores, luego de que el sospechoso de la matanza se rindió al amanecer tras ser perseguido toda la noche por el bosque.

Christopher Bryan Speight de 39 años, vestía un chaleco antibalas, pero estaba desarmado cuando se entregó a la Policía cerca de las 7:10 de la mañana, dijo el alguacil O. Wilson Staples. Las autoridades dicen que le disparó a un helicóptero de la Policía estatal en un tanque de combustible, lo que obligó a la nave a aterrizar, aunque no hubo heridos. La Policía aún no ha divulgado un posible motivo para los crímenes ni ha identificado a las víctimas.

Staples dijo que Speight vivía en la casa donde se encontraron tres cadáveres en el interior y cuatro más cerca de la entrada. La octava víctima murió en un hospital tras ser encontrada agonizante en el camino que pasa por la casa.

La Policía temía que Speight pudiera haber dejado explosivos en la casa listos para explotar y el sargento Thomas Molnar de la Policía Estatal de Virginia dijo que perros detectores de bombas habían encontrado una "gran cantidad de artefactos dentro y fuera de la casa". Especialistas en explosivos los estaban detonando, en un proceso que llevaría hasta el jueves.

Las autoridades no han dicho cuál era la relación de Speight con las víctimas.

El sospechoso vestía pantalones camuflados y un suéter negro de algodón cuando los agentes lo llevaron a una patrulla para trasladarlo del cuartel de la Policía estatal a la cárcel regional de Appomattox. Aún no se habían presentado cargos en su contra.

Aunque las identidades de los muertos no están confirmadas, los rumores circulaban a toda velocidad por la zona de unos 14,500 residentes.

El drama comenzó cerca del mediodía del martes y paralizó esta zona rural, a unos 160 kilómetros (100 millas) al Suroeste de la capital estatal Richmond.

Los bosques se llenaron de policías que buscaban al sospechoso con perros y equipos para detectar el calor corporal. Advirtieron a los pobladores que permanecieran en sus casas con las puertas cerradas con llave.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles