Weekly News

Caen misas por la crisis

24 de enero de 2010.

Además de la caída de los ingresos en las parroquias por la reducción de las limosnas, la crisis económica ha provocado un descenso en la contratación de misas para bodas, XV años, bautizos y presentaciones.

Y es que, de acuerdo con sacerdotes, los fieles, agobiados por el incremento de los precios de los productos básicos y el desempleo, prefieren posponer, y en algunos casos cancelar, ese tipo de celebraciones.

Por ejemplo, la Iglesia de Guadalupe Reina de la Paz, ubicada en la Delegación Cuauhtémoc, lleva tres meses si oficiar ninguna misa contratada.

De acuerdo con datos de la rectoría número 1, a la cual corresponde la capilla, antes de la crisis, en ese templo se realizaban cada fin de semana en promedio cinco ceremonias religiosas para bodas, bautizos y XV años.

El párroco Gabriel García Echeverría señaló que hace una década, el templo celebraba 150 matrimonios al año, lo que representaba casi tres misas cada fin de semana, mientras que el año pasado se oficiaron sólo 25.

Aunado a ello, de acuerdo con cifras de la Arquidiócesis Primada de México, en 2009 y lo que va de 2010, los ingresos captados vía limosnas descendieron en un 40 por ciento, lo que ha provocado problemas para pagar el sueldo de los empleados de los templos y servicios de luz, agua y teléfono.

El vicario de la Catedral de Toluca, Guillermo Fernández, explicó que la crisis económica pasado provocó el año que las limosnas en ese templo disminuyeran hasta en un 25 por ciento.

"Podría decir que han bajado en un 20 ó 25 por ciento de lo que mensualmente ingresa, pero gracias a Dios vamos saliendo, habíamos tenido por ahí un guardadito", dijo.

En contraste, explicó, el número de servicios eclesiásticos se ha mantenido.

Fernández detalló que en promedio realizan 110 servicios eclesiásticos en los meses de mayor demanda: junio, julio, agosto, noviembre y diciembre, contra 30 en meses como enero o febrero.

El Padre Eugenio Lira Rugarcía, vocero de la Arquidiócesis de Puebla, aseguró que la captación de recursos vía limosnas disminuyó el año pasado, sin embargo, el impacto fue pequeño.

Señaló que dentro de las 250 parroquias de la Diócesis la reducción en las aportaciones de los fieles no han repercutido en despidos o recorte de personal.

"Hasta ahora, de lo que he escuchado a los párrocos no ha sido un impacto tan fuerte. La gente sigue solicitando los servicios de Bodas, XV Años, Primeras Comuniones, bautizos, etc.

"Cada una (de las parroquias) es autónoma, pero que alguien haya reportado que tiene un problema y pida apoyo a la Curia, que yo tenga conocimiento, no", comentó.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles