Weekly News

Cierra Pemex balance de 2009 con saldo negativo

25 de enero de 2010.

Petróleos Mexicanos (Pemex) cerró 2009 con números rojos. La empresa más importante de México registró un saldo negativo en su balance financiero cercano a los 980 mil 169 millones de pesos (equivalente a 75 mil 166 millones de dólares a la paridad actual), con lo que es la compañía con mayores problemas financieros del país.

El déficit, de acuerdo con la información que la Dirección Corporativa de Finanzas de la empresa dará a conocer en conferencia telefónica a inversionistas nacionales y extranjeros en los próximos días, representó 84.4% de los ingresos totales que obtuvo la paraestatal el año pasado, estimados en un billón 161 mil millones de pesos.

Tras la decisión del presidente Felipe Calderón, el 7 de octubre de 2008, de desaparecer el esquema de inversión financiada de Impacto Diferido en el Registro del Gasto (Pidiregas) como parte del plan anticrisis y que forzó a Pemex a reconocer estas obligaciones financieras como deuda, el efecto de la medida se vio reflejado por primera vez en sus estados financieros.

Por eso, la petrolera presentó dos balances financieros de 2009: uno normal que no considera el efecto de reconocimiento de los Pidiregas y otro que "incluye" dicho reconocimiento.

Pero en ambos, Pemex registró saldos negativos de 33 mil 186 millones de pesos y 980 mil 169 millones.

El esquema de deuda Pidiregas fue diseñado en 1997 para obtener recursos del sector privado en condiciones de escasez de recursos públicos hasta que se convirtió, según el ex secretario de Hacienda Agustín Carstens, en uno de los "principales problemas estructurales que se venían arrastrando en la contabilidad y finanzas públicas".

Al cierre de 2008, último año en el que se registró la deuda correspondiente al esquema de inversión financiada de la industria petrolera, Pemex tenía comprometidos 44 proyectos de infraestructura que se vienen construyendo con este esquema y que le representarían compromisos hasta 2031 por dos billones 190 mil millones de pesos, incluidos 567 mil 46 millones de pesos sólo de intereses, según el Presupuesto de Egresos de ese año.

En marzo del año pasado, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) identificó la operación de los proyectos Pidiregas como una de las diez áreas de mayor opacidad del Gobierno, pues "los Pidiregas se han utilizado para eludir controles de la deuda pública federal, empleándose también, en ocasiones, para iniciar proyectos que no cumplen con la normatividad".

IXE México Estrategias dijo también que, en un primer momento, el esquema resolvió las necesidades inmediatas de inversión, "pero las obras de infraestructura no fueran capaces de generar los ingresos proyectados para la recuperación de las inversiones, aunado a diversos problemas operativos y administrativos que incrementaron el costo final de las obras y presionaron a las finanzas de la paraestatal".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles