Weekly News

Llegan a primaria más inmaduros

31 de enero de 2010.

MÉXICO, DF.- Las aulas de primero de primaria enfrentan mayores problemas de aprendizaje y conducta desde que el Senado modificó la Ley General de Educación, la cual permite que se inscriba a este nivel educativo a niños menores de 6 años, coincidieron expertos, profesores y directores de escuelas.

Aunque la SEP informó que carece de estadísticas de alumnos inscritos al primer grado de primaria antes de cumplir los 6 años -pues al aceptarlos sólo verifica cumplan esta edad antes del 31 de diciembre- maestros y directores entrevistados informaron que hasta el 50 por ciento de los alumnos de nuevo ingreso tiene menos de 6 años al arrancar el ciclo escolar.

Los riesgos de que un alumno ingrese a la primaria sin la madurez requerida es que presente dificultades académicas y se traduzcan en problemas de conducta, explicó Andrómeda Valencia, responsable de Terapia Infantil del Centro de Servicios Psicológicos "Doctor Guillermo Dávila", de la Facultad de Psicología de la UNAM.

"Cuando la SEP pedía que los niños tuvieran cumplidos los 6 años antes del 1 de septiembre, llegaban más maduros. Ahora muchos chiquitos se duermen como en la guardería, se cansan, lloran y nos genera problemas de aprendizaje y conducta", comentó Maribel, directora de una primaria pública.

En su escuela, cada año se inscriben 90 niños para el primer grado y cerca de la mitad tiene menos de 6 años al arrancar el ciclo escolar.

Con ella coincide Jorge, director de primaria y profesor desde hace 15 años, quien asegura que hay alumnos que ingresan sin saber cuál es su derecha y su izquierda, no dominan la ubicación espacial en el cuaderno y no se pueden concentrar por varios minutos.

"Un 40 por ciento de los niños de primer año es de menores de 6 años. Los padres insisten en inscribirlos, pero es como hacerlos correr sin que dominen el caminar", comentó.

Expertos aseguran que la madurez depende de cada persona y los padres deben de evaluar qué es lo más conveniente para sus hijos.

De hecho, la opinión de los padres se encuentra dividida, pues mientras algunos defienden la actual edad de ingreso, otros respaldan la opinión de los especialistas.

Para, Lauro Macías, director del Instituto Oriente Arboledas, el calendario no funciona para todos.

"Queda a criterio de los padres y del educador lo que es idóneo para el niño, el ser humano se desarrolla no conforme a un calendario, sino a su naturaleza", aseguró.

Con él coincidió Andrómeda Valencia, especialista en psicología y desarrollo infantil.

"Es importante conocer las características del niño en particular. Si bien por la edad se espera que desarrollen ciertas habilidades, no todos los niños la alcanzan en el mismo tiempo.

"La recomendación es que los padres evalúen la situación de cada niño, incluyendo la opinión de un psicólogo educativo, un especialista en desarrollo para tomar una decisión adecuada", comentó.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles