Weekly News

Aumenta 15.5% robo de combustible

3 de febrero de 2010.

Petróleos Mexicanos (Pemex) reportó un aumento en el número de tomas clandestinas para el robo de combustibles en su red de ductos en el país.

Reportes de la Dirección Corporativa de Administración y la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Pemex detallaron que el número de tomas clandestinas aumentó 15.5% de 2008 al cierre de 2009.

Este incremento significó una fuga de 700 mil barriles más de gasolinas respecto del volumen registrado en 2008 (5.3 millones de barriles).

Información del área encargada de la seguridad física de las instalaciones de Pemex detalló que se detectaron 396 tomas clandestinas en 2008 y en 2009 la cifra se elevó a 453.

Esto supone, dijo Pemex, que en este momento las instalaciones sufren en promedio 1.24 embestidas por día, principalmente perforación de ductos, de donde se extrae productos refinados como gasolinas, diesel y turbosina.

El costo del robo de hidrocarburos se redujo de 644 a 337 millones de dólares entre 2008 y 2009, debido a la disminución de 28 dólares en el costo del barril de petróleo en los últimos dos años, lo cual no resta importancia al aumento en el número de tomas clandestinas, agregaron funcionarios de la dependencia.

De los 453 ilícitos reportados, 93% se realizaron en ductos de Pemex Refinación y los restantes en oleoductos por donde se extrajo petróleo crudo.

Los equipos de seguridad entregaron un reporte a la dirección de Petróleos Mexicanos el pasado 18 de enero donde informan que fueron detectadas 453 tomas clandestinas a lo largo del año pasado y que Veracruz reportó el mayor número de casos de robo de combustible con 118 ilícitos.

Nuevo León fue la segunda entidad federativa con un número importante de tomas clandestinas. Pemex reportó que se localizaron 73.

En el Estado de México se encontraron 57 tomas, en Tamaulipas 31 y Puebla reportó 20.

El problema se agravó por el hecho que el crimen organizado se extendió a más entidades federativas.

Información de la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Pemex reveló que en 2008 se detectaron tomas clandestinas en 19 estados: Baja California, Durango, Sinaloa, Guanajuato, Jalisco, México, Michoacán, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Querétaro, Hidalgo, Veracruz, Tlaxcala, Tabasco, Oaxaca, Puebla y en el Distrito Federal.

A esta lista se agregaron el año pasado a Aguascalientes con 4 tomas clandestinas reportadas; Sonora con una; Zacatecas con 4 y Chiapas con una.

Hasta junio del año pasado 2009, Pemex estimó que el robo de combustibles significó una extracción en ductos de 6 millones de barriles, que al precio promedio del barril de crudo en ese año (57.56 dólares por barril) representó una fuga de recursos por 287.8 millones de dólares. Ese volumen de barriles equivale a 2.2 días de producción nacional de petróleo, lo que refleja el enorme hueco que el crimen organizado le genera a Pemex.

Respecto al robo de petróleo, la Gerencia de Control Técnico y Operativo de Manejo de Combustibles informó mediante el oficio PXR-SASIPA-GCTOMC-689/2009, con fecha de 22 de octubre de 2009, que en 2008 el volumen de crudo faltante, a partir de la baja de presión de ductos fue de un millón 539 mil barriles.

Ese año, el precio del hidrocarburo fue de 85.57 dólares por barril, por lo que el impacto económico para la paraestatal fue superior que lo reportado durante 2009.

Para el periodo enero-septiembre del año pasado, el robo de crudo alcanzó los 884 mil barriles, que a un precio promedio de 57.56 dólares que se cotizó el crudo en el mercado internacional, representó pérdidas para Petróleos Mexicanos del orden de 50.8 millones de dólares.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles