Weekly News

Dispersa la Policía una protesta opositora al Gobierno de Chávez

5 de febrero de 2010.

Con marchas a favor y en contra del gobierno los venezolanos conmemoraron hoy el fallido golpe de Estado que encabezó el presidente Hugo Chávez hace 18 años.

La Policía reprimió con gases lacrimógenos y balas de goma a cientos de estudiantes universitarios que intentaron marchar hasta la sede de la Asamblea Nacional para manifestar en contra del presidente Hugo Chávez.

Decenas de policías con equipos antimotines y al menos un camión que disparaba potentes chorros de agua se encargaron de dispersar a varios centenares de estudiantes concentrados en la Plaza Venezuela del centro de la ciudad cuando intentaban llegar a la Asamblea Nacional.

Por la nube de gases lacrimógenos, al menos una docena de manifestantes resultaron lesionadas, la mayoría con asfixia por los gases, reportó el servicio de salud de la Alcaldía Mayor de Caracas.

"Hoy es una demostración más de que el abuso de poder del gobierno nacional hoy el 4 de febrero se hace a la orden del día. No puede ser que en Venezuela se haya violado hoy el derecho a manifestar, no puede ser que en Venezuela hoy hayan querido callar la voz de los venezolanos", dijo a la prensa el dirigente estudiantil, Roderick Navarro, al rechazar al represión policial.

Mientras era disuelta la manifestación opositora, los partidarios del gobernante marcharon en el oeste de Caracas y después se concentraron en el mayor fuerte militar para conmemorar el fallido golpe de Estado que encabezó el presidente Hugo Chávez hace 18 años.

En esa instalación militar, Chávez condecoró a varios oficiales a los que, como teniente coronel, comandó en la intentona golpista del 4 de febrero de 1992 para derrocar a Carlos Andrés Pérez y que lo catapultó a la fama.

Vestido de uniforme militar y boina roja, Chávez ofreció un discurso en el patio de honor de la Academia Militar donde fustigó a los universitarios opositores a los que llamó hijos de la "burguesía" y los acusó de estar "empujados por el imperialismo, empujados por la aristocracia venezolana para tratar de derrocar este gobierno".

Chávez le advirtió a los jóvenes opositores que "si nos buscan por el camino de las armas incluso aquí estamos nosotros con la espada de Bolívar dispuesto a batirnos donde sea por la libertad de Venezuela".

La conmemoración de la gesta golpista llega en un contexto de creciente descontento popular por los racionamientos de agua y electricidad que impuso el gobierno debido a una fuerte sequía, una alta criminalidad y una recesión económica que vino acompañada de una alza de precios.

La intentona dejó 17 militares y 80 civiles muertos en las escaramuzas entre fuerzas leales al gobierno y los rebeldes. Además, hubo 51 heridos.

Para el oficialismo, la revuelta es considerada una fecha histórica que abrió el camino al proceso "revolucionario" promovido por Chávez.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles