Weekly News

Decepciona a Occidente propuesta nuclear iraní

8 de febrero de 2010.

La 'Caravana del Zorro', integrada por unos 35 mil motociclistas, salió de la ciudad de Guatemala para cumplir el tradicional recorrido hasta la Basílica de Esquipulas, en el oriental departamento de Chiquimula. La 'Caravana del Zorro' es una tradición seguida con fines religiosos, deportivos y de entretenimiento por generaciones de motociclistas

MUNICH, ALEMANIA.- Las autoridades iraníes volvieron a decepcionar por la opacidad de su programa nuclear durante la Conferencia de Seguridad de Munich, en la que no consiguieron salvar las reservas de Occidente, sino incrementar su recelo.

Pese a todo, el ministro iraní de Exteriores, Manucher Mottaki, aseguró en una rueda de prensa que el Gobierno de Irán defiende una política de "energía nuclear para todos y armas atómicas para nadie", tras elogiar el discurso del presidente estadounidense, Barack Obama, en Praga en el que propuso eliminar las armas de destrucción masiva del planeta.

Mottaki insistió en que es posible llegar "en un futuro cercano" a un acuerdo para el intercambio de combustible nuclear propuesto por el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, con el fin de cubrir la necesidades de su país para fines médicos.

Sin embargo y poco después, el propio director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, desinfló las afirmaciones de Mottaki al comentar lacónicamente, tras entrevistarse durante media hora con el ministro iraní, que todavía no ha recibido la anunciada "contra-propuesta de Irán".

Durante una comparecencia ante la prensa con motivo de la Conferencia de Seguridad de Múnich, Mottaki aseguró con optimismo que los contactos mantenidos en la capital bávara habían tenido un desarrollo positivo y habló de "voluntad política" de llegar a un acuerdo.

Las afirmaciones de Mottaki contrastan con las hechas por otros asistentes a la conferencia, que se mostraron decepcionados por la intransigencia de las autoridades de Teherán, que no ha dado lugar a avances en el contencioso atómico durante las reuniones celebradas en Múnich.

"Nuestra mano sigue extendida, pero hasta ahora solo ha tocado el vacío", dijo el vicecanciller y ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, quien reclamó al abrir la reunión de ayer de las autoridades de Irán que pasen de las palabras a los hechos en el conflicto por su polémico programa nuclear.



Westerwelle reconoció que Irán tiene derecho al uso pacífico de la energía atómica, pero afirmó tajantemente que "el rearme nuclear de Irán es inaceptable para nosotros" y exigió que Teherán "demuestre" sus intenciones pacíficas en el campo atómico.

Esa posibilidad supone un peligro desestabilizador, no sólo para la región, sino para todo el mundo, dijo el titular de Exteriores ante los más de 300 estadistas y expertos en materia de seguridad reunidos en la capital bávara, ante los que subrayó que el "conflicto con Irán no es regional, sino global".

El asesor en materia de seguridad del presidente estadounidense, Barack Obama, el general Jim Jones, lamentó las "confusas" declaraciones de las autoridades iraníes ante las ofertas occidentales para el desarrollo pacífico de su programa nuclear.

Nuevas sanciones y un mayor aislamiento debe ser la respuesta si Irán mantiene su postura obstructiva ante el OIEA, dijo el militar estadounidense, quien se mostró partidario de "aumentar la presión" contra Teherán.

Mottaki detalló en Munich la propuesta del presidente iraní para el anunciado canje de uranio de baja potencia que entregaría Irán a cambio uranio altamente enriquecido para una planta que produce material con fines médicos para tratamientos contra el cáncer y que, según aseguró, fue "fue construida hace 50 años por Estados Unidos"



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles