Weekly News

Clinton en recuperación de doble cirugía cardiaca

12 de febrero de 2010.

El ex presidente Bill Clinton fue internado y sometido ayer jueves a una doble angioplastía en una de sus arterias coronarias, tras experimentar un dolor en el pecho, informó uno de sus asesores

Clinton, de 63 años, "se encuentra de buen ánimo y sigue enfocado en el trabajo de su fundación y en los esfuerzos de ayuda y recuperación de largo plazo para Haití", dijo el asesor Douglas Band.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, viajó de Washington a Nueva York para acompañar a su marido, quien se sometió al procedimiento para insertarle en la arteria dos cánulas, mediante la angioplastía, en el Hospital Presbiteriano.

La cánula intraluminal coronaria, conocida como "stent", es un dispositivo autoexpandible de malla metálica, utilizado para mantener abierta una arteria después de que es destapada en un procedimiento de angioplastía. Los médicos insertan la cánula mediante un vaso sanguíneo en la ingle, hasta la arteria bloqueada, antes de inflar una especie de globo para aplanar la obstrucción. Luego, deslizan el "stent" hasta su lugar.

Es un tratamiento distinto al que se practicó a Clinton en el 2004, cuando un problema coronario lo llevó por primera ocasión al hospital. Se sometió a una cirugía de cuádruple desvío coronario, conocido también como "bypass". En aquella ocasión, algunas de las coronarias del ex mandatario estaban completamente cerradas.

La angioplastía, que suele involucrar la colocación de los "stents", es uno de los procedimientos médicos más comunes en todo el mundo. Tan sólo en Estados Unidos, se aplica más de medio millón de estas cánulas cada año.

Con el desvío coronario o la angioplastía, los pacientes suelen necesitar otro procedimiento años después, porque es común que las arterias vuelvan a bloquearse.

"No es del todo inesperado" que Clinton necesite otro procedimiento ahora, dijo el doctor Clyde Yancy, cardiólogo del Centro Médico de la Universidad de Baylor en Dallas y presidente de la Asociación Estadounidense de Cardiología.

Los segmentos de arterias y venas utilizados para crear desvíos alrededor de los bloqueos originales tienden a taparse también, entre cinco y 10 años después del "bypass", explicó. Los nuevos taponamientos pueden desarrollarse también en otras zonas.

"Este tipo de padecimiento es progresivo, no es un suceso único, de modo que esto debe mantenerse bajo supervisión constante" y atender factores de riesgo como el colesterol alto y la hipertensión arterial, señaló.

Los médicos tendrán que observar atentamente a Clinton, por si ocurre una hemorragia excesiva desde el punto en la pierna donde se le insertó un catéter, dijo el doctor Spencer King, quien fue presidente del Colegio Estadounidense de Cardiología.

Pero las complicaciones son raras. El índice de muertes a raíz de angioplastías que no se practican de urgencia es de mucho menos del uno por ciento, dijo King.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles