Weekly News

Lanza OTAN intensa ofensiva contra Talibán en Afganistán`1

13 de febrero de 2010.

CERCA DE MARJAH, AFGANISTÁN .- Centenares de soldados estadounidenses y afganos descendieron de helicópteros antes del amanecer de ayer al comenzar una esperada ofensiva sobre la localidad más grande en poder del Talibán en el Sur de Afganistán, con la intención de restablecer el control del Gobierno.

El ataque sobre Marjah es el clímax de la ofensiva internacional y afgana más grande en la guerra en Afganistán y es la operación de combate más intensa desde que el presidente Barack Obama ordenó en diciembre el envío de 30,000 soldados más para mejorar las posibilidades de vencer a los extremistas.

De acuerdo con comandantes de la infantería de marina estadounidense, es posible que haya entre 400 y 1,000 insurgentes parapetados en esa comunidad con 80,000 personas en la provincia de Helmand, incluyendo más de 100 combatientes extranjeros.

Marjah, la localidad más grande dominada por el Talibán, se considera el centro de la red montada por los extremistas para operaciones logísticas y el contrabando de opio.

"La primera oleada de helicópteros aterrizó dentro de Marjah. La operación ya comenzó", informó el capitán Joshua Winfrey, comandante de la Compañía Lima de la infantería de marina que está en la primera línea del ataque.

Varios centenares de infantes de marina estadounidenses y algunos soldados afganos estuvieron en la primera acometida, tras volar sobre terrenos con minas colocadas al parecer por extremistas en torno a la ciudad, unos 610 kilómetros (360 millas) al Suroeste de Kabul.

La operación, con el nombre en clave de "Moshtarak" o "Juntos", fue descrita como la mayor ofensiva conjunta en la guerra afgana. El general Nick Carter, comandante de las fuerzas de la OTAN en el Sur de Afganistán, dice que participan 15,000 soldados, incluyendo a unos 7,500 que combaten en Marjah y a las tropas británicas presentes al Norte en el distrito de Nad Ali.

El asalto con helicópteros estuvo precedido por la iluminación de bengalas que fueron lanzadas sobre la localidad alrededor de las 2 a.m. En la oscuridad total de una noche sin luna, el estrépito de los helicópteros pudo escucharse a la distancia mientras llevaban a las fuerzas de asalto desde múltiples lugares.

El destello blanco de los misiles Hellfire y Tow fue divisado sobre la localidad mientras las bengalas alumbraban en la oscuridad para facilitar a las fuerzas de asalto la ubicación de sitios en la ciudad.

Una vez que la comunidad recupere la normalidad, la OTAN espera llevar pronto ayuda y restablecer los servicios públicos para ganarse el apoyo de las aproximadamente 125,000 personas que viven en Marjah y poblados aledaños. La capacidad que tengan las autoridades afganas para restaurar esos servicios es crucial en el éxito de la operación y también para evitar el regreso del Talibán.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles