Weekly News

OTAN evitará bajas de civiles

16 de febrero de 2010.

La OTAN y las fuerzas afganas anunciaron ayer que renunciarán al uso de la artillería pesada en el marco de la ofensiva antitalibán que llevan a cabo desde hace tres días en la provincia sureña de Helmand para evitar bajas civiles como las registradas ayer.

En una rueda de prensa conjunta en Helmand, el ministro afgano de Interior, Mohamed Hanif Atmar, anunció esta medida y añadió que la fuerza aliada estará en constante contacto con los ancianos notables de la zona para "consultarles" sobre la táctica militar a seguir.Atmar también dijo que también se lanzará un programa de radio para que la ciudadanía de Marjah, bastión talibán y epicentro del gran asalto militar, sepa qué debe hacer "para salvar su vida" en el contexto de esta operación.

El jefe de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), bajo mando de la OTAN, Stanley McChrystal, sostuvo en el acto que la ofensiva está siendo "liderada por los afganos", algo que subraya la "asociación especial" entre las fuerzas extranjeras y afganas.

El general estadounidense alabó a los soldados afganos y dijo sentirse "orgulloso" de su comportamiento.

A su turno, el ministro afgano de Defensa, Abdul Rahim Wardak, destacó que la fuerza aliada quiere enviar el mensaje a la insurgencia y a la ciudadanía de que no abandonarán la zona tras este asalto militar."Nos quedaremos bajo cualquier condición y daremos seguridad a toda la zona, definitivamente", declaró.

Ayer, la ISAF admitió haber lanzado dos cohetes desde una lanzadera múltiple que se desviaron 300 metros de su objetivo inicial -un refugio insurgente- y mataron a 12 civiles.

McChrystal pidió disculpas al presidente afgano, Hamid Karzai -quien había situado en 10 el número de muertos-, y ordenó que el sistema de lanzamisiles no se volviera a utilizar hasta que sea inspeccionado.

Desde su llegada al frente de las tropas extranjeras en Afganistán, en verano de 2009, el general estadounidense ha insistido en estrechar la colaboración con las fuerzas afganas y evitar la muerte de civiles. Más de 5,000 efectivos estadounidenses, 2,000 afganos, miles de británicos y soldados de Dinamarca, Estonia y Canadá participan desde el sábado en la Operación Moshtarak ("Juntos" en dari), dirigida a desalojar a los insurgentes de Marjah, el único núcleo urbano que controlaban por completo en Helmand.

CONTROLAN BASTIÓN

En tanto, Tropas afganas y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) lograron ayer el control del bastión talibán de Marjah, al Sur de Afganistán, a tres días de la "Operación Mushtarak", la mayor ofensiva contra los rebeldes desde 2001.

'Todas las zonas de Marjah y de Nad Ali han sido tomadas por las fuerzas combinadas y están bajo control", afirmó el general Aminulá Patiani, comandante en jefe de las tropas afganas en la ofensiva militar iniciada el sábado pasado.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles