Weekly News

Mexicano fue herido en el tiroteo en Estados Unidos

16 de febrero de 2010.

Entre los lesionados del tiroteo realizado por Amy Bishop en la Universidad de Alabama el viernes pasado, está un académico mexicano. Se trata de Luis Rogelio Cruz Vera, quien de acuerdo con el sitio en Internet del departamento de Biología de la institución se graduó en química en la Universidad Autónoma de Puebla, en México, en 1995.

Luego obtuvo una maestría (1996) y un doctorado (2000) en genética y biología molecular del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional.

Al igual que Cruz Vera, Bishop era maestra de biología y de acuerdo con las primeras investigaciones, la profesora estaba inconforme porque no conseguía una plaza vitalicia. Fue en una reunión de profesores que decidió sacar un arma y balar a sus colegas.

Tres personas murieron y tres más están heridas, entre ellas Cruz Vera, quien fue dado de alta.

MAESTRA SE QUEJABA DE NO TENER PLAZA La maestra acusada de disparar contra seis colegas en una universidad de EU nunca hablaba sobre un oscuro episodio de su pasado y sin embargo, se quejaba constantemente de no tener una plaza permanente como profesora.

Aún así, los que conocen a Amy Bishop dijeron que ella nunca expresó que podía adoptar una actitud violenta.

Tanto su familia como amigos, como los estudiantes de la Universidad de Alabama en Huntsville dijeron que la inteligente, pero a veces torpe profesora parecía normal el viernes, el día que las autoridades aseguran empezó a disparar a sus colegas en una reunión. Bishop mató a tres de ellos e hirió a otros tres, entre ellos un mexicano.

Los investigadores rechazan hablar del motivo del tiroteo, pero Bishop nunca ocultó su desagrado por el hecho de habérsele negado una plaza permanente, lo que supone un puesto seguro de trabajo, de por vida, otorgado a veces a los académicos.

Bishop sacaba el tema durante reuniones donde no era apropiado hablar sobre eso, dijo William Setzer, dirigente de la Facultad de Química.

"Durante reuniones del comité, ella no pretendía que no pasaba nada", dijo Setzer. "Incluso se quejaba en voz alta diciendo que le habían negado la plaza y que estaba apelando la decisión, bla, bla, bla", agregó.

Aparentemente hay otras cosas de las que Bishop no hablaba. En 1986, la profesora mató a disparos a su hermano de 18 años con una pistola en su casa de Braintree, en Massachusetts. Dijo a la Policía en ese momento que había intentado aprender a usar el arma, la cual su padre compró por protección cuando de repente ésta se disparó de forma accidental. Hubo tres disparos, dijo el comisionado de Policía de Braintree Paul Frazier: uno al muro, otro a su hermano, y otro al techo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles