Weekly News

Mueren 18 en choque de trenes en Bélgica

16 de febrero de 2010.

Un tren interurbano se pasó una señal de alto, durante la hora de más tránsito matutino y chocó de frente con otro tren en las afueras de Bruselas, dejando al 18 muertos y 55 heridos en el accidente ferroviario más mortal en Bélgica en décadas.

La colisión desgarró el frente de un vagón y arrojó a otro de las vías. Los pasajeros sufrieron amputaciones y otras heridas graves, dijeron funcionarios y testigos.

Los servicios de trenes en Europa Occidental sufrieron interrupciones.

El centro de crisis de la provincia de Flandes dijo en una declaración difundida por los medios de comunicación belgas que por lo menos 18 personas murieron.

El gobernador de la provincia de Brabante Flamenco, Lodewijk De Witte, dijo que un tren "al parecer no hizo caso a una luz de alto".

Los trenes chocaron mientras nevaba levemente cerca de la estación del suburbio de Buizingen, alrededor de las 8:30 de la mañana.

La fuerza del choque causó que un tren se encimara al otro y desgarrara los costados metálicos. Los trenes se elevaron y cortaron cables eléctricos sobre las vías.

Uno de los vagones al parecer voló a través de las vías y destruyó un pequeño depósito de mantenimiento cerca de los rieles. Una pared de cemento que rodea al patio de maniobras al parecer evitó que los restos cayeran sobre las casas cercanas.

Fue el accidente ferroviario más grave en Bélgica desde el 28 de marzo de 2001, cuando ocho personas murieron en un choque entre un tren con pasajeros y otro vacío que iba por las vías equivocadas.

El vocero de los ferrocarriles Jochen Goovaerts no quiso hacer conjeturas sobre la causa del accidente. "Esperamos los resultados de la investigación", dijo.

Ferrocarriles Nacionales de Bélgica había dicho más temprano a la radio VRT que había 25 muertos. El alcalde de Buizingen dijo a la misma radio que los trabajadores de emergencias informaban de 20 fallecidos.

"Fue una pesadilla", dijo Christian Wampach, de 47 años, quien estaba en el tercer vagón del tren con dirección a Bruselas, después de que le vendaron la cabeza en un complejo deportivo adonde llevaron a quienes tenían lesiones leves.

Los heridos graves estaban en varios hospitales de Bruselas y sus alrededores. La Cruz Roja pidió donaciones de sangre.

"Fuimos lanzados de un lado al otro durante cerca de 15 segundos. Hubo varias personas heridas en mi vagón, pero pienso que todos los muertos estuvieron en el primer vagón", dijo Wampach.

Fotos tomadas en el lugar mostraban a rescatistas que sacaban heridos de un vagón que parecía haberse caído sobre un costado. Otros socorristas llevaban a víctimas en camillas por las vías.

"Cuando salimos vimos cadáveres acostados junto a las vías, algunos mutilados", dijo Patricia Lallemand, de 40 años, quien estaba en el mismo vagón que Wampach y resultó ilesa.

El primer ministro belga Yves Leterme canceló un viaje a Kosovo, minutos después de aterrizar en el aeropuerto de Pristina, dijo la oficina del primer ministro kosovar.

Eurostar informó en su sitio de Internet que sus trenes de alta velocidad suspendieron el servicio de y hacia Bruselas y podría continuar así durante todo el día.

La red internacional de trenes de alta velocidad Thalys, que vincula las principales ciudades de Bélgica, Francia, Alemania y Holanda, interrumpió su servicio temporalmente debido a que usa las mismas vías que los trenes interurbanos, dijo la vocera Patricia Baars.

Al menos cuatro trenes de Thalys fueron detenidos en ruta y la compañía desplegó personal a estaciones a las que fueron desviados para proporcionar asistencia a los viajeros a bordo, dijo Baars.

"Ningún tren (de Thalys) se está moviendo en este momento ... es muy difícil saber hoy cuándo se reanudarán los servicios", apuntó. "Parece que fue un accidente muy severo", añadió.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles