Weekly News

Dudan mercados de deuda griega

16 de febrero de 2010.

La Comisión Europea dijo ayer que desea que Grecia explique cómo utilizó complejos programas financieros, que al parecer redujeron artificialmente los límites de su deuda.

La credibilidad de Grecia ha sido puesta ya en tela de juicio por falsificar estadísticas y ocultar la cuantía de sus déficit, que ocasionó crisis que amenaza la solvencia del euro, que bajó de forma continua ante el dólar en las últimas semanas.

El vocero de la UE, Amadeu Altafaj Tardio, dijo que la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la entidad, dio de plazo a Grecia hasta fines de febrero para que detalle cómo esas operaciones, llamadas "currency swaps" en inglés, afectaron la contabilidad del Gobierno desde el 2001.

Agregó que esos intercambios eran ilegales a no ser que Grecia no usara el valor en el mercado para calcular el tipo de cambio utilizado en los canjes. Grecia nunca informó a la UE que usaba esos canjes para ocultar su deuda, agregó. Las naciones de la eurozona prometieron la semana pasada ayudar a Grecia "si necesita resguardar la estabilidad financiera en la zona del euro", pero sin indicar cómo rescatar al país si corre peligro de incurrir en el impago de su deuda soberana.

Las bolsas europeas y el euro subieron ayer lunes pese a la decepción causada la semana pasada, por el hecho de que los líderes de las economías de la zona del euro más sólidas, no anunciaran un plan concreto para rescatar a Grecia.

Los mercados de bonos consideran menos probable un impago, como indica la diferencia entre los bonos griegos y los de referencia de Alemania.

Los ministros de Hacienda de las 16 naciones que usan el euro se reunirían ayer más tarde, para analizar si el programa de austeridad anunciado por Grecia es suficiente a fin de mermar su enorme déficit en los próximos tres años. El martes se reunirán los ministros de las 27 naciones de la UE.

La Comisión Europea advirtió, ya que pedirá a Grecia que adopte medidas adicionales si no puede cumplir las reducciones prometidas del gasto público y la elevación de los impuestos, que ocasionaron ya protestas y huelgas de los burócratas.

La comisión quiere que el Gobierno griego le informe a mediados de marzo sobre las reducciones efectuadas y la UE podría exigir entonces medidas más draconianas.

España, ¿la próxima Grecia? ¿Podría ser España la próxima Grecia? El Gobierno tiembla ante esa posibilidad y se apresura a asegurar que su deuda soberana no es tan elevada como la helena.

Es una comparación chocante para un país que hasta hace pocos años gozaba de un crecimiento robusto y ahora sufre una crisis deficitaria parecida a la griega, con el mayor desempleo de la Unión Europea.

El colapso de la burbuja del ladrillo y el frenesí consumidor ha dejado a España con un desempleo de casi el 20% y un déficit presupuestario que en 2009 equivalió al 11.4% del Producto Interno Bruto, pese a que las normas de la eurozona establecen un tope máximo del 3%. En situación parecida se encuentran Portugal, Irlanda y Grecia.

Los gobernantes socialistas españoles sostienen que la deuda nacional en proporción al PIB - el 66% este año y el 74% en 2012 - es muy inferior a la media europea y sobre todo a la de Grecia, con un 113.4% en 2009.

Además, agregan, sus cuentas no tienen un problema de credibilidad como las griegas y su sistema bancario es relativamente sólido en comparación con el de otros países. Además, el Gobierno sostiene que la economía española es mucho mayor que la griega.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles