Weekly News

Costará hasta 14 mmdd reconstrucción de Haití

17 de febrero de 2010.

WASHINGTON, EU.- La reconstrucción total de Haití tras el sismo del 12 de enero costará hasta 14 mil millones de dólares, lo que lo ubicaría como el temblor más destructivo de la era moderna, estimó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Un estudio del BID sostuvo que el costo de la reconstrucción de casas, escuelas, calles e infraestructura será mayor al estimado en un inicio, debido a la magnitud del desastre, el mayor número de muertos y los ingresos per cápita.

"Un cálculo detallado del costo de la reconstrucción irá surgiendo en los próximos meses a medida que un Estudio de Necesidades Post Desastre se complete. No obstante, el nuevo estudio indica que el costo resultará mayor de lo anticipado", explicó.

Los economistas del BID Andrew Powell, Eduardo Cavallo y Oscar Becerra llegaron a un estimado base de ocho mil 100 millones de dólares de registrarse 250 mil muertos o desaparecidos.

Pero opinaron que esa cifra resultará baja y concluyeron que un estimado de 13 mil 900 millones de dólares está dentro del margen de error estadístico, añadió el BID.

Aunque el BID señaló que los resultados están sujetos a reservas, el terremoto de Haití podría resultar el más destructivo de la era moderna, en relación al tamaño de la población de Haití y su economía. "Visto de este punto de vista, el terremoto de Haití resulta inmensamente más destructivo que el tsunami en Indonesia de 2004 y los ciclones que devastaron a Myanmar en 2008", apuntó. El BID indicó a el sismo causó cinco veces más muertes por cada millón de habitantes que el segundo desastre con mayor número de muertes, el terremoto de Nicaragua de 1972.

Por comparación, el terremoto de Guatemala de 1976 causó 23 mil muertes, el ciclón Fifi que azotó Honduras en 1974 dejó ocho mil fallecidos y el ciclón Mitch que golpeó al mismo país provocó 14 mil 600 muertes en 1998.

Los autores del estudio señalaron que el monto de los daños en Haití requerirá una coordinación sin precedentes entre los múltiples donantes bilaterales, multilaterales y privados que aportarán a la reconstrucción de ese país caribeño.

"Para asegurar la eficiente utilización de miles de millones de dólares en fondos para la reconstrucción, donantes individuales quizás tengan que renunciar al tipo de control e imposición de condiciones que típicamente exigen en proyectos", indicaron. "Esto a su vez requerirá mecanismos extraordinarios para asegurar la transparencia y la rendición de cuentas", concluyeron.

El BID indicó que presentará en breve otro estudio según el cual los países afectados por desastres de esa magnitud sufren contracciones económicas que pueden prolongarse por décadas.

Los investigadores del BID encontraron que, a pesar de grandes flujos de ayuda del exterior, el Producto Interno Bruto per cápita resulta 30 por ciento más bajo, 10 años después del desastre, de lo que hubiese sido de no haber sucedido el desastre.

LLEVARÁ TRES AÑOS RECOGER ESCOMBROS El presidente René Preval dijo que se necesitarán tres años tan sólo para remover los escombros de las calles destrozadas de Puerto Príncipe y que el país enfrenta un largo proceso de reconstrucción que llevará a que menos personas vivan en la capital arrasada por el terremoto de hace un mes.

"Se necesitarán 1,000 camiones que remuevan los escombros durante 1,000 días, lo que significa que serán tres años. Y hasta que no los retiremos, no podemos construir realmente", afirmó el mandatario.

Sentado en la estación de Policía que funge como oficinas temporales de Gobierno, Preval describió con calma las dificultades de reconstruir un país pobre en medio de nuevos movimientos telúricos y la amenaza de terremotos futuros.

El presidente dijo que el Gobierno ha comenzado a derrumbar estructuras que fueron reconstruidas apresuradamente en la capital, la cual tenía unos tres millones de habitantes antes del terremoto, pero aclaró que hasta que se puedan lograr los planes de vivienda alternativa, las posibilidades que el Gobierno regule la reconstrucción son limitadas.

Cuando se le preguntó acerca de las acusaciones de los residentes de que la presunta corrupción local ha interferido con la distribución de las enormes aportaciones internacionales para el socorro de los haitianos, Preval respondió: "Quizá ha habido algunas irregularidades, pero me gustaría subrayar que el Gobierno no es el administrador directo de la mayoría de esta ayuda humanitaria"





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles