Weekly News

Dólar fuerte, un arma de doble filo

17 de febrero de 2010.

WASHINGTON, EU.-Ben Bernanke y Tim Geithner viven diciendo que quieren un dólar fuerte. Ahora que la moneda ha repuntado, podrían tener que comerse sus palabras

La cotización del dólar frente al euro es la más alta de los últimos nueve meses y la divisa también gana terreno en relación con otras monedas. Si sigue subiendo, podría perjudicar la frágil recuperación económica de Estados Unidos.

Un dólar fuerte afecta las exportaciones, un pilar de la economía. Los bienes y servicios les resultan más caros a los compradores en el exterior y las importaciones resultan más baratas en Estados Unidos. Esto es bueno para el consumidor, pero malo para la industria y el empresariado.

El presidente Barack Obama dijo en su informe anual de enero, que quiere duplicar las exportaciones en los próximos cinco años, lo que ayudaría a crear 2 millones de empleos.

Un dólar fuerte, sin embargo, echaría por tierra con esos planes. Cada vez que el dólar sube un 1% en relación con las otras divisas fuertes, se esfuman 20,000 millones de dólares anuales en exportaciones y desaparecen unos 150,000 empleos, según el Instituto Peterson de Economía Internacional, un grupo investigador independiente de Washington.

En otras palabras, el aumento del dólar tiene repercusiones muy negativas para la economía nacional.

"Necesitamos el aporte extranjero (para la recuperación económica), y un dólar fuerte obviamente no ayuda", manifestó David Gilmore, de Foreign Exchange Analytics, organismo de Essex, Connecticut





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles