Weekly News

Preside Papa misa del Miércoles de Ceniza

18 de febrero de 2010.

CIUDAD DEL VATICANO .- Benedicto XVI inició ayer el periodo litúrgico católico de la Cuaresma al presidir la misa del Miércoles de Ceniza, durante la cual afirmó que las sociedades justas se construyen sólo mediante la conversión individual de sus miembros

Poco después de las 16:30 horas local (14:30 GMT) el Papa tuvo un momento de oración en la iglesia de San Anselmo del monte Aventino de Roma, tras el cual se dirigió en procesión hasta la Basílica de Santa Sabina, a escasos 200 metros de distancia.

Acompañado por cardenales, arzobispos, obispos, monjes benedictinos, padres dominicos y algunos fieles llegó a Santa Sabina donde presidió la eucaristía que incluyó el gesto de la imposición de la ceniza sobre las cabezas de algunos de los presentes.

Durante la homilía el Papa indicó a la conversión personal y comunitaria como el "único camino no ilusorio" para formar sociedades más justas, donde todos puedan tener lo necesario para vivir según la dignidad humana.

'También en nuestros días la humanidad tiene necesidad de esperar en un mundo más justo, de creer que sea posible, pese las desilusiones que surgen de las experiencias cotidianas', reconoció.

Por ello invitó a todos a "atravesar el desierto" de la vida, pero no solos, sino con Jesús, quien "nos ha precedido y ha vencido el combate contra el espíritu del mal".

Más adelante el obispo de Roma aclaró que "la salvación" es un regalo de Dios a los hombres, pero para que tenga efecto en la existencia de cada uno exige su consenso, una recepción demostrada en los hechos: la voluntad de vivir como Jesús, de caminar tras él



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles