Weekly News

Rechazan México y EU legalización de las drogas

23 de febrero de 2010.

El secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos, y el 'zar' antidrogas de Estados Unidos, Gil Kerlikowske, coincidieron hoy aquí en su rechazo a la legalización de las drogas como solución para reducir el consumo.

"En México y eso quiero enfatizarlo de manera amplia, hay un claro consenso para mantener la penalización del cultivo, del tránsito, de la posesión, comercio o del consumo de sustancias identificadas en las convenciones internacionales como peligrosas", dijo Córdova.

"Estamos convencidos en que la legalización del consumo de drogas es un evento no sólo peligroso y lejano sino inviable en términos prácticos (...) Las drogas no son peligrosas por ser ilegales, son ilegales porque son peligrosas", subrayó.

Kerlikowske, director de la Oficina Nacional de Política Antidrogas de la Casa Blanca, reiteró que el asunto de la legalización no es un tópico de discusión del presidente Barack Obama o de su administración.

"Las razones detrás de esto son múltiples, no hay evidencia de que la legalización reducida violencia o beneficiara la economía", puntualizó.

Córdova y Kerlikowske pusieron en marcha la reunión bilateral México-Estados Unidos sobre reducción de consumo de drogas, la octava de su tipo, que busca intercambiar experiencias exitosas para reducir la demanda de drogas en ambos países.

Aunque el tema de la legalización de las drogas no fue incluido como una de los apartados de discusión, Córdova Villalobos dijo en su discurso inicial que en México existe consenso contra la legalización de sustancias prohibidas.

Cuando un periodista comentó que algunos personajes de México apoyan la legalización, Córdova respondió: "No sé si me expresé mal.

La política del gobierno mexicano es en contra de la legalización. No hablamos de un consenso, hablamos de una política de gobierno".

El secretario de Salud señaló que la posición del gobierno mexicano está "fundamentada en las experiencias científicas que existen que han demostrado que las sustancias adictivas legales tienden a ser inductoras del inicio del consumo de sustancia ilegales".

Estados Unidos tiene entre 20 y 25 millones de personas consideradas como adictas a las drogas ilegales, mientras que México la cifra se reduce a sólo unas 500 mil, según cifras oficiales de ambos países.

Sin embargo, en el caso estadounidense sólo reciben tratamiento el 10% de las más de 20 millones de personas diagnosticadas con problemas de consumo.

El subdirector de la Oficina Nacional de Política Antidrogas de la Casa Blanca, Thomas Mclellan, señaló que parte del problema de Estados Unidos es que existe un sistema de tratamiento "segregado", con más de 12 mil centros de atención dispersos en el país.

McLellan hizo notar que, además de la cifra de adictos, existen al menos 68 millones de estadounidenses que consumen alcohol o drogas en forma excesiva, aunque no son adictos.

Por su parte la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, destacó en la sesión inaugural la cooperación con México en temas de salud pública, incluida la epidemia del virus H1N1. "Los asuntos de salud no se detienen en la frontera, tenemos mucho que aprender el uno del otro".

La reunión de tres días incluye el miércoles la participación de la esposa del presidente mexicano Felipe Calderón, Margarita Zavala, quien hablará de los programas de reducción de la demanda en México.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles