Weekly News

España y EU cambian drogas por fármacos

25 de febrero de 2010.

La caída del consumo de drogas duras en Europa Occidental y Estados Unidos se debe al creciente aumento del uso de fármacos, indicó la ONU.

"Es una tendencia que la gente no está usando más drogas duras, sino que se están pasando a medicinas prescritas", aseguró ayer en rueda de prensa en Viena Sevil Atasoy, presidenta de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife).

"Hay legislaciones más estrictas sobre drogas duras y la gente está más informada de los daños cerebrales que pueden causar, pero no saben que los mismos efectos negativos pueden producirse también debido a los fármacos" dijo Atasoy. "Creen que porque sean medicinas no causan tanto daño como la heroína", agregó la responsable de la Jife para advertir sobre esa errónea percepción.

La experta, catedrática de bioquímica y ciencias forenses de la Universidad de Estambul, explicó que esta tendencia de sustituir drogas ilegales por medicinas legales empezó en EU y ahora llega a Europa, donde se registra un descenso del abuso de las drogas duras, como la cocaína.

Una gran parte de esos medicamentos es obtenido de forma ilegal, por lo que en muchas ocasiones estos fármacos carecen de componentes activos o incluso tienen compuestos químicos dañinos para la salud, alertó.

Atasoy explicó en el informe de la Jife presentado ayer que en EU "el abuso de medicamentos de venta con receta es mayor que el de la cocaína, heroína o metanfetamina. Es motivo de especial preocupación que el uso de analgésicos con fines no médicos con frecuencia no se considere particularmente peligroso". La Junta indicó en su informe que es difícil poder calcular los niveles de prevalencia del consumo de fármacos legales, pero aseguró que en Estados Unidos 15.2 millones de personas, el 6.1% de la población, abusó de esos medicamentos a largo de 2008, una cifra sólo superada por el cannabis.

En Alemania se calcula que de 1.4 a 1.9 millones de personas son adictas a preparados farmacéuticos. Las autoridades alemanas han iniciado un programa para vigilar el uso indebido de preparados farmacéuticos destinado a la clientela de los centros de tratamiento de la drogadicción. La Jife indicó que las muertes de varios famosos llamaron la atención sobre el abuso de fármacos potentes, como el caso del cantante Michael Jackson el año pasado.

Estos farmacos suelen ser utilizados para tratar el dolor, la depresión, el insomnio y la ansiedad, pero "con frecuencia se subestima el peligro del uso indebido de medicamentos de venta con receta que contienen estupefacientes o sustancias sicotrópicas, lo cual conduce a su consumo como drogas recreativas o a la dependencia".





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles