Weekly News

Inician huelga de hambre cinco cubanos

26 de febrero de 2010.

Cinco disidentes iniciaron una huelga de hambre en Cuba para exigir la liberación de presos políticos, cuando el país aún está conmocionado por la muerte del activista Orlando Zapata Tamayo, reportó hoy el diario español El País.

Al conocer la medida adoptada por cuatro presos políticos y un periodista disidente, la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) les pidió que desistan ya que esas acciones no tienen efecto en el gobierno del general Raúl Castro, reportó el rotativo.

Orlando Zapata, quien desde 2003 cumplía una condena por desacato a las autoridades y desorden, murió el pasado martes tras dos meses y medio de una huelga de hambre que emprendió para protestar por las malas condiciones carcelarias.

La oposición cubana sigue sacudida por el deceso de Zapata, cuyo cuerpo fue sepultado la víspera en Banes, provincia de Holguín, en medio de una fuerte vigilancia del gobierno, lo que no evitó que otros disidentes comenzaran por separado su huelga de hambre.

Eduardo Díaz Fleitas, Nelson Molinet y Diosdado González, presos en la cárcel Kilo 5 de la provincia de Pinar del Río, y Fidel Suárez Cruz, del penal Kilo 8 de la misma región, iniciaron el ayuno en las últimas horas, reportó del diario El País, citando fuentes de la oposición.

A los cuatro presos, que son parte de los 75 opositores que fueron condenados a hasta 28 años de prisión en 2003 acusados de ser 'mercenarios' al servicio de Estados Unidos, se sumó el periodista independiente cubano Guillermo Fariñas.

El periodista disidente comenzó una 'huelga de hambre y sed' el miércoles en su casa de Santa Clara para denunciar la muerte de Zapata y demandar también la libertad de los presos políticos, alrededor de 200 según organizaciones de derechos humanos.

El portavoz de la CCDHRN, Elizardo Sánchez, indicó que la comisión les envió mensajes para que desistan de la huelga de hambre, al insistir que tal acción no tiene efecto alguno en el gobierno.

El País citó a Fariñas afirmando que está consciente de que puede morir en tres o cuatro días, pero aseguró estar dispuesto a ello para 'tratar de demostrar al mundo que lo que le pasó a Zapata no es casual; lo dejaron morir conscientemente'.

Fariñas, cuyo estado de salud es delicado por las sucesivas huelgas de hambre que ha emprendido desde 1995, se dijo pesimista de que su ayuno contribuya a mejorar la situación en la isla, pero pidió a la comunidad internacional 'una posición firme' contra el régimen



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles