Weekly News

Investigan casos de pederastia

26 de febrero de 2010.

Las sospechas de pederastia en instituciones católicas de Alemania se extendieron ayer al convento benedictino de Ettal (Baviera), donde presuntamente se habrían cometido abusos sexuales con varios niños.

La fiscalía de Múnich abrió sumario contra miembros de ese convento, informaron ayer fuentes de ese departamento, después de que ayer dimitiera el abate del convento, Barnabas Bögle, por su responsabilidad en el asunto.

A Bögle se le imputa no haber informado debidamente de un caso de supuesta pederastia, registrado en 2005 y presuntamente cometido por uno de los hermanos del convento, lo que contravino las normativas internas impuestas en 2002 por las que se debe tramitar cualquier sospecha a los superiores.

La archidiócesis de Múnich se ha comprometido a llevar a cabo una investigación exhaustiva del asunto, mientras que por parte de la fiscalía se recordó que tales casos no habrían prescrito.

Diversas fiscalías alemanas tienen sumario abierto por sospechas de pederastia en instituciones católicas del país, aunque en su mayoría se trata de casos relativos a los años 70 u 80, mientras que los delitos de abusos sexuales prescriben a los diez años.

El asunto se reveló hace unas semanas a raíz de unas investigaciones abiertas por la propia dirección de la escuela de élite Canisius de Berlín, de la orden de los jesuitas.

Desde entonces se ha informado a la dirección del centro o a las fiscalías de un centenar de presuntas víctimas, ahora adultos, aunque se estima que en total podría haber unos 300 afectados, en ese u otros centros de la Orden en Alemania.

La cuestión ha abierto una dura confrontación entre el Gobierno y la Conferencia Episcopal Alemana, después de que la ministra de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, instara a los responsables de la Iglesia Católica a tomar cartas en el asunto y afirmase que una disculpa no es suficiente para saldar el caso.

Al pronunciamiento de la ministra, del Partido Liberal, siguió una declaración del presidente de la Conferencia Episcopal Alemana (DBK), el arzobispo Robert Zollitsch, instándole a disculparse en el plazo de 24 horas, a lo que la política respondió llamando a todas las partes a participar en una mesa redonda sobre el caso.

Por otro lado, se encoentra en proceso de dimisión de uno de los implicados en los casos de pederastia en Irlanda, monseñor James Moriarty, obispo de Kildare y Leighlin, "sigue adelante" y "no se producirá inmediatamente, pero no pasará de Pascua".

Así lo aseguró ayer la agencia católica SIR (Servicio de Información Religiosa), que refiere que la dimisión de Moriarty fue anunciada por el propio obispo en la homilía del primer domingo de Cuaresma, que dedicó -como el resto de los obispos irlandeses- a la reciente visita a Benedicto XVI de los miembros de la Conferencia Episcopal de Irlanda



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles