Weekly News

Vigilará Policía a la Cruz Roja en Sinaloa

2 de marzo de 2010.

Grupos mixtos de la Policía vigilarán en los 18 municipios del estado las instalaciones de la Cruz Roja. Escoltarán a socorristas y paramédicos que asistan y trasladen en ambulancias a lesionados con arma de fuego, esto tras el fallecimiento de una operadora de esa institución en Culiacán.

"El asesinato de María Genoveva Rogers Lozoya sale de todos los parámetros, puesto que ni en las guerras el personal de esta institución es blanco de las balas, ni suspende sus servicios en medio de batallas", dijo el gobernador Jesús Alberto Aguilar Padilla.

Rogers Lozoya, de 20 años, murió "cuando varios sujetos dispararon en contra de una persona que había sido herida" y pidió el auxilio de la socorrista, dijo la Cruz Roja en un comunicado.

"Cruz Roja Mexicana no distingue sexo, razas o estatus social. Lo mismo atiende a un civil, un policía, un militar, un guerrillero o un asaltante herido. Para la institución es claro que la salud es lo más preciado para el ser humano".

Conminó a todos los sectores sociales y a los grupos que actúan al margen de la Ley para que eviten agredir al personal de Cruz Roja. "Nadie está exento de necesitar una urgencia médica".

Tras reconocer la labor de la joven, el consejo nacional de directores de la Cruz Roja Mexicana, que preside Daniel Goñi Díaz, indicó que las "acciones delictivas contra el personal de la institución no deben amedrentar a las voluntarias y voluntarios, por el contrario es necesario redoblar esfuerzos para seguir apoyando a quien más lo necesita".

El jefe de los socorristas de la Cruz Roja, José Vidal González Zamora, informó que las delegaciones de la institución en Culiacán, Navolato, Quilá, Costa Rica y El Dorado, donde fueron suspendidos los servicios, volverán a operar al cien por ciento a partir del miércoles.

Aguilar Padilla, quien asistió a la funeraria para dar el pésame a la familia de Rogers Lozoya, dijo que se viven hechos violentos inéditos que obligan a asumir otro tipo de acciones y de protocolos de servicios por parte de los socorristas y personal médico.

El gobernador admitió que "la muerte incidental" de la joven operadora dentro del hospital se derivó de fallas y omisiones en los sistemas de reacción policiaca y vigilancia, debido a que los responsables perseguían a un hombre herido que buscó refugio en la institución.

La secretaria de Seguridad Pública del estado, Josefina García Ruiz, anunció que en turnos de 12 horas se asignará un mínimo de ocho policías estatales y municipales a la vigilancia de las instalaciones de la institución en los 18 municipios de la entidad.

Con las sirenas encendidas en señal de duelo, la tarde de ayer fue trasladado el féretro de la joven por las calles de Culiacán, primero se ofició una misa en su honor y luego fue llevada al cementerio





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles