Weekly News

Súper queridos

2 de marzo de 2010.

Tampoco en el mundo del cómic hace eco la crisis económica. Al contrario: esas historietas que siempre han sido objeto de culto entre coleccionistas, rompieron records de venta la semana pasada.

Si hace unos días una escultura Giacometti alcanzó el tope de 104 millones de dólares, ahora dos revistas de Superman y Batman sorprendieron el mercado del vintage al llegar al millón de dólares.

En cosa de tres días, dos ejemplares de los más clásicos superhéroes, publicados en los años 30 por Action Comics en el albor de la Segunda Guerra Mundial, cuando los superhéroes vinieron a rescatar el mundo de la mano de la fantasía, protagonizaron ventas inéditas.

A través de subastas —una de ellas en internet— tuvieron lugar las adquisiciones. Situados en un mundo que parece otro escenario de ficción, los ejemplares de números iniciales de Superman y Batman se vendieron en un millón de dólares y un millón 75 mil, respectivamente. El lunes, un número de la primera historieta con Superman —edición uno, de 1938— fue vendido en una transacción privada, conducida por el portal de subastas ComicConnect.com, en la ciudad de Nueva York. El récord anterior para el hombre de acero había sido por 317 mil dólares.

La historieta en que Batman hizo su debut en 1939, fue vendida el jueves por más de un millón de dólares, en la casa de subastas Heritage Auction Galleries, en Dallas. El raro ejemplar del número 27 de la revista Detective Comics tiene en su portada el precio de 10 centavos de dólar. Otra cifra indicativa del auge de este mercado, fue la venta hace unos meses de un original de la portada de Tintín en América, por 780 mil dólares.

En el cine e internet

Desde comienzos del tercer milenio, el cómic, como pieza de culto y colección, ha venido reubicándose entre los aficionados. A pesar de que, con toda seguridad, es un objeto más efímero que cualquier libro, fotografía o pieza artística, las sagas de estos personajes ascienden en un mercado impulsado, no hay que dudarlo, por el auge de Internet. En los últimos años, directores y productores entendieron el encanto que el cómic provoca en las multitudes y han llevado numerosas sagas a la pantalla grande. El cine está lleno de ejemplos de actores y directores que crecieron con la lectura de un vintage y que se han aficionado al punto de adquirir derechos para llevar a la pantalla grande uno de sus personajes o, de nueva cuenta, para hacer un mítico número. Es el caso de Steven Spilberg quien en los años 80 compró los derechos para cine de Tintín, del belga Hergé, que realizará en mancuerna con Peter Jackson.

Algunos amantes del cómic son: Nicolas Cage, Will Smith, Guillermo del Toro, el dramaturgo mexicano Juan José Gurrola (ya fallecido) y el baterista de System of a Down, John Dolmayan, propietario de Torpedo Comics.

Súper Nicolas Cage

La afición de Nicolas Cage lo llevó a tomar su apellido de uno de los personajes de Marvel, Luke Cage —conocido también como Power man. Confesó “amante de los cómics”, dio a uno de sus hijos el nombre de Kal-El (apelativo kryptoniano del Superman) y ha interpretado a Ghost Rider, también de un cómic de Marvel. Cage —a quien rondan los problemas financieros hoy en día— se ha gastado más de un millón de dólares en comics.

Dolmayan, por su parte, pagó en 2009 la suma de 317 mil 200 dólares por un cotizado ejemplar de Superman —publicado en junio de 1938.

El cómic consentido de la gente es el de Wolverine, uno de los X-Men. Su primera aparición fue en 1974.

Peter Parker, otro desempleado de EU La crisis de la que intenta salir la economía estadounidense afecta hasta a los superhéroes y Spider-Man, uno de sus principales representantes, pasará a engrosar la lista de desempleados en el nuevo número de su historieta, informó ayer Marvel.

En el número 623 de Amazing Spider-Man, que saldrá a la venta mañana, el alter ego del hombre araña, Peter Parker, no sólo tendrá que preocuparse de luchar contra sus maléficos enemigos, sino que también se tendrá que enfrentar a la cruda realidad de no tener empleo en Nueva York.

“Va a pasar los apuros de estar en el desempleo y al mismo tiempo va a intentar salvar la ciudad cuando casi no puede mantener un techo con el qué protegerse”, explicó Steve Wacker, uno de los editores de Marvel, en un comunicado en el que precisó que Parker perderá su trabajo en la oficina del alcalde de Nueva York. Parker, según explicó Wacker, ha pasado “por tiempos duros recientemente con el regreso de algunos de sus enemigos más mortíferos y no ha podido perder su empleo en peor momento que en éste”.

Parker, que ha trabajado como asistente personal, profesor e incluso ha intentado conseguir una licencia de taxista en Nueva York, habría sido además incluido en una “lista negra” para impedir que nadie le contrate en toda la Gran Manzana.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles