Weekly News

Legionarios de Cristo piden perdón por 'actos inmorales'

3 de marzo de 2010.

La Congregación de los Legionarios de Cristo pidió perdón a las personas a las que su fundador, el mexicano Marcial Maciel (1920-2008), "haya afectado a causa de los actos inmorales en su vida personal", en un discurso de su secretario general, Evaristo Sada, publicado hoy en su página web.

Sada dio el pasado sábado una conferencia sobre la experiencia sacerdotal en el marco del Encuentro de Juventud y Familia, que se realizó en Ciudad de México, y que este lunes fue subida al sitio web de los Legionarios de Cristo.

"De todo corazón quiero pedir perdón a las personas a las que nuestro fundador haya afectado a causa de los actos inmorales en su vida personal y a las personas que se hayan sentido heridas por sus consecuencias", dijo Sada sobre Maciel, quien murió en 2008 en medio de acusaciones sobre abusos sexuales.

Poco tiempo después de la muerte de Maciel se supo que éste tuvo hijos, seis según un abogado de tres de ellos, que buscan reconocimiento legal.

"Nos pesa sinceramente lo que la Iglesia y estas personas han sufrido", dijo Sada sobre los afectados por los actos de Marcial Maciel.

El padre Maciel fue acusado durante décadas de cometer abusos contra ex seminaristas, ocho de los cuales le demandaron y llegaron hasta el Vaticano, que ordenó la retirada del religioso mexicano de la vida pública en 2006.

A mediados de julio pasado, cinco prelados elegidos por el Vaticano, comenzaron una inspección a los Legionarios en los centros de la congregación para analizar el sistema formativo y de funcionamiento de la congregación y revisar su estado psicológico tras los escándalos del fundador.

"Este año ha sido muy difícil, se nos han juntado muchas cosas: la crisis económica, los graves desórdenes de la vida de nuestro fundador (...)", reconoció en su conferencia el secretario general de los Legionarios.

"En nuestro proceso interior todos hemos estado en diversas actitudes. La tormenta en que nos hemos visto envueltos no se la hubiera imaginado nadie. Es tremenda", añadió. En "todo momento difícil, debemos ayudarnos, comprendernos, respetarnos, reconciliarnos, estar con los más afectados, cansados, confundidos o heridos", pidió.

"Comprendo que haya decepción, tristeza y desconcierto. No es para menos", dijo Sada.

Confesó que en la entrevista que tuvo con uno de los visitadores del Vaticano éste le preguntó si había perdido el piso cuando sus superiores le informaron "sobre los comportamientos inmorales en la vida de su fundador".

"Le respondí: 'yo no estaba fundado en la persona de nuestro fundador. Se me desmoronaron las agarraderas humanas y eso es duro, pero la roca sobre la que estoy fundado está firme. Es la roca del amor de Dios'", aseguró.

Más adelante señaló que cuando vivió con Maciel no vio "las cosas negativas" que ahora se conocen. "No las vi, sólo fui capaz de ver lo bueno y no me di cuenta de lo malo".

"Ahora que las conozco, me duele mucho constatarlo, me duele por las personas que han sufrido, me duele que se haya provocado desprestigio al sacerdocio católico. Oro por él, oro mucho por él", aseguró





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles