Weekly News

La calidad total en las empresas
Por Francisco Salas

4 de marzo de 2010.

La razón de ser de las empresas de manufactura o de servicios son sus clientes, ya que sin estos no hubiera demanda que atender, es por eso que las empresas están obligadas a mantener o a acrecentar su clientes, resultando en buenas utilidades. Esto se logrará haciendo calidad, es decir satisfaciendo sus necesidades y en la manera que sea posible exceder sus expectativas, entregándoles productos o servicios buenos, a tiempo y a un precio razonable, y en la manera que sea posible buen soporte postventa.

Para lograr la calidad, es necesario primero comprender que es la calidad (satisfacción de clientes), que quienes dirigen la empresa tengan un compromiso y un liderazgo visible, que cuenten también con un buen sistema de diseño y desarrollo para nuevos productos o servicios de buena calidad, que estén bien enfocados al mercado y que sean lanzados a tiempo. Estas bases deben ser secundadas por un sistema de calidad efectivo, un sistema de medición adecuado y una estructura organizacional enfocada al mejoramiento continuo, porque es esto último lo que hace posible el involucramiento de los empleados en la calidad y la mejora.

Cuando las empresas logran el involucramiento real de los empleados podrán hacer funcionar el sistema completo de la calidad, porque no solo basta tener la técnica sino quien ponga a funcionar esa técnica. Muchas empresas invierten en nuevas tecnologías o novedosos sistemas para hacer la calidad, pero si no se toma en cuenta el factor humano, que es quien los usará y los pondrá a trabajar, no logrará verdaderos resultados.

Es por eso que hoy en día las empresas y las escuelas ven la importancia de desarrollar las habilidades interpersonales en los administradores, para poder potenciar el desempeño de los empleados, para poder promover de manera efectiva la responsabilidad del empleado en su área (Empowerment o facultamiento). Con esto la empresa logrará que el empleado este comprometido con sus resultados, en la busca de metas y objetivos claros, en entregar al cliente productos o servicios de calidad, participando en la mejora continua y por ende generando ganancias para el negocio.

Las empresas pueden logran el compromiso de sus empleados a través de la promoción de valores sólidos, con un ambiente de trabajo saludable y un buen programa de mejora continua. Y si con estas bases logran convencer al empleado de lo que Luis Castañeda dice en su libro “LA CALIDAD LA HACEMOS TODOS” de que la calidad empieza en la mente, es decir de ser empleados con buenos hábitos operativos y calidad mental.

Y poder llegar a formar o pulir empleados con metas en los aspectos de su vida y que se preparan constantemente, con actitud mental positiva y honestas, que no esperan a que les den para dar, con autoestima, motivadas y entusiastas, autodisciplinadas y perseverantes.

Solo las empresas que se comprometen con la calidad logran sobrevivir en un mundo cambiante y altamente competitivo, sus empleados son quienes podrán lograrlo si están participando dentro de su sistema de administración de la calidad total.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles