Weekly News

En vilo Chile por réplicas de sismo

6 de marzo de 2010.

La población chilena permanece en vilo por las continuas réplicas y la distribución de ayuda se empieza a regularizar seis días después del terremoto en Chile, donde el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, anunció una contribución de 10 millones de dólares.

Ban comprometió dichos recursos, que saldrán del fondo de respuesta de emergencia central de las Naciones Unidas, en el primer día de su visita a Chile para conocer en el terreno los efectos del sismo de 8.8 grados Richter que el sábado pasado sacudió el Centro y Sur del país.

"Es hora que la comunidad internacional ayude al pueblo de Chile", afirmó el máximo representante de la ONU tras entrevistarse en el Palacio de La Moneda con la presidenta Michelle Bachelet, con quien coordinó el envío de vacunas. Ban llegará hoy a la sureña ciudad de Concepción, la segunda más importante de Chile y la más afectada por el movimiento telúrico del sábado, cuya población sufre las constantes réplicas, además del toque de queda de 18 horas impuesto por las autoridades.

Ayer por la mañana tres temblores de más de más seis grados en la escala de Richter volvieron a desatar la alarma entre los habitantes de Concepción y sus localidades vecinas, quienes salieron a las calles y se encaminaron hacia los cerros, pese al toque de queda.

En la tarde otro movimiento telúrico, esta vez de 4.9 grados Richter, sacudió la sureña provincia de Bio Bio, con su epicentro en el mar, a 35 kilómetros al Noroeste de la castigada ciudad.

Abuelos, minusválidos y niños corrieron a sectores altos por temor a un tsunami como el desatado el sábado pasado por terremoto de 8.8 grados, de acuerdo con los medios locales, aunque las autoridades descartaron esa posibilidad.

Las réplicas de ayer fueron la continuación de otras de entre 4.6 y 5.2 grados Richter registradas la noche del jueves y durante la madrugada.

Estos movimientos de tierra terminaron por destruir seis céntricos edificios de Concepción, ya dañados por el sismo del sábado, y forzaron la evacuación de las construcciones situadas en el perímetro de cada uno.

En tanto, el flujo de la ayuda hacia la zona afectada por el terremoto comenzó regularizarse, mientras que el suministro de agua, luz, telecomunicaciones y otros servicios básicos se normalizaba poco a poco tras el sismo del sábado, que dejó centenares de muertos, de los cuales sólo 452 han sido identificados.

"El funcionamiento de los servicios básicos, la seguridad y el abastecimiento se ha ido normalizando en las zonas damnificadas", aseguró el subsecretario del Interior, Patricio Rosende. Admitió, no obstante, que el proceso ha marchado con cierta lentitud y que ha habido algunas manifestaciones de protesta aisladas de pobladores que principalmente reclaman por luz.

Destacó que 86 camiones especiales están distribuyendo comida caliente a pobladores de distintas localidades de las regiones del Maule y del Bio Bio.

Además, en Concepción, se instalaron unos comedores de gran tamaño, con capacidad para atender a 65 mil personas diarias, y que otros 30 similares se colocaron en diversas localidades de esa región y del Maule.

Médicos se quejan de desorden en Chile Doctores peruanos y del grupo Médicos Sin Fronteras se quejaron ayer que desde hace días esperan instrucciones de las autoridades locales para comenzar a trabajar, en retardos atribuidos a falta de coordinación.

'No podemos dar un paso adelante sin que la autoridad regional nos indique', dijo el doctor peruano Feliz Cipacti, luego de que dos sismos mayores a magnitud de 6.0 estremecieron nuevamente esta ciudad ubicada a unos 500 kilómetros al Sureste de la capital chilena y una de las más afectadas por el terremoto del 27 de febrero.

Los peruanos, que llegaron la noche del martes a Santiago y se instalaron en Concepción el miércoles, están intentando comenzaron a trabajar en su hospital de campaña, dijo el jefe de la oficina de atención de emergencias de Perú Carlos Malpica. El médico, que encabeza una delegación de 21 profesionales, informó que el hospital de campaña tiene tres salas de operaciones, 20 camas para hospitalizaciones y otras ocho para internos críticos. El personal médico podrá ser renovado cada 15 día, comentó.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles