Weekly News

Regresan ocho mexicanos de Chile

7 de marzo de 2010.

Los connacionales llegaron poco antes de las 7:00 horas procedentes de Santiago; coinciden en que en el país sudamericano prevalece el caos y relatan que hay quienes han fabricado bombas molotov para defenderse

Mexicanos que regresaron de Chile este domingo, coincidieron en señalar que en alguna parte del país sudamericano prevalece el caos: no hay agua, luz ni gas e incluso hay quienes han tenido que fabricar bombas molotov para defenderse de los saqueos.

Ocho connacionales llegaron poco antes de las 7:00 horas, en el vuelo 011 de Aeroméxico procedentes de Santiago, en su mayoría auxiliados por la embajada de México en Chile, ante la pérdida que sufrieron de documentos, dinero y pertenencias personales.

Marisol Reyes es neurosicóloga y está preparando su matrimonio con un chileno. Vivía en Concepción, que es la zona más dañada por el terremoto, pero el día del sismo de 8.8 grados Richter se encontraba en la capital chilena, en un edificio de 11 pisos.

Al arribar al Aeropuerto Internacional de la ciudad de México, narró su experiencia: "fue horrible; le tengo miedo a los temblores y además tengo asma. Dicen que duró como un minuto y medio, pero algunos dicen que duró más de tres minutos".

Aunque se encontraba en Santiago con la familia de su prometido, sus documentos personales, tarjetas de crédito y dinero se quedaron en Concepción, donde tenía su departamento y "a donde las vecinas me dijeron que mejor no regrese" pues hay saqueos e hiperinflación.

"Por eso fue un sueño decir que estoy de regreso. Te sientes seguro de regresar a tu casa; igual va a temblar, pero estás con tu familia. Si me voy a morir, que sea donde está mi gente", agregó.

Marisol Reyes comentó que tiene mucha incertidumbre, porque no sabe si todavía tiene departamento y qué pasó con sus cosas. Además, "el saqueo comenzó de inmediato" y la situación es crítica allá.

Otra afectada, Nancy León, llevaba una semana en Chile a donde fue para estudiar animación y arte digital. Sufrió un esguince al salir del edificio donde se encontraba y fue al hospital donde, recordó, encontró muchas personas con cortadas en los pies porque pisaron vidrios.

Explicó que el amigo con el que se encontraba en Santiago tenía familia en Concepción y "su mamá le llamó muy preocupada, diciendo que sus tíos preparaban bombas molotov para defenderse de los pobres de Lota, que venían a asaltar a quienes todavía estaban en sus departamentos".

"Hay muchos pobres que perdieron todo y saquearon al resto de los chilenos; hay mucha incertidumbre y todavía en muchas partes no hay servicios. Al movimiento de tierra se debe sumar el movimiento social", señaló.

Sergio Suárez es un experimentado buzo, avecindado en Quintana Roo y quien ha enfrentado fuerzas brutales de la naturaleza. como los huracanes Gilberto, Roxana y Wilma, pero nunca había vivido un terremoto.

Llevaba casi un año en Chile en plan turístico y se dirigía a la Patagonia cuando lo sorprendió el movimiento telúrico. Reconoció que tuvo pánico porque frente a un temblor; "por más que corras, nunca vas a llegar a un lugar en que estés a salvo", declaró.

Aunque no tiene familiares allá, lloró al pensar en la gente que perdió la vida "porque son nuestros hermanos. Los seres humanos somos todos lo mismo, no importa el color o la nacionalidad y perder la vida es lo peor que puede pasar".

Aún más sorprendida se asumió Sara, una ciudadana francesa que se encontraba de viaje en Chile para perfeccionar su español. Jamás había vivido un temblor y el ocurrido en Chile lo sintió "al mismo tiempo muy rápido y muy lento; es una sensación muy rara".

Reconoció haberse "asustado mucho", aunque no recurrió a su embajada, sino que simplemente esperó a que la aerolínea le repusiera el vuelo a Toronto que originalmente tenía comprado. La solución fue viajar a México en el avión que llegó este domingo y conectar el jueves hacia aquella ciudad canadiense.

Los mexicanos que llegaron hoy procedentes de Chile son Samanta García, Sergio Suárez, Marisol Reyes, Gabriela Ledezma y su hija Myriam Lagos, Edith Ferreira, Nancy León y Héctor González.

El miércoles por la noche llegó el primer vuelo con 149 personas abordo; entre el jueves y el viernes llegaron otras 55 personas (todas de nacionalidad mexicana), en dos vuelos, y este domingo arribaron otros ocho mexicanos.

Extraoficialmente, la cifra de mexicanos repatriados hasta la fecha asciende a 110.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles