Weekly News

Hablan de cooperación y seguridad : Obama y Funes

9 de marzo de 2010.

El presidente Barack Obama abordó el lunes con su colega salvadoreño Mauricio Funes las vías para mejorar la cooperación bilateral en comercio y otros temas, durante un encuentro en la Casa Blanca en el que también se planteó la seguridad en Centroamérica como una de las preocupaciones principales de Washington

Tras el encuentro, en una conferencia ante los medios en la Oficina Oval, Obama consideró que ambos países deben mejorar la cooperación comercial y de otra índole, "con base en intereses y respeto mutuos".

Obama recordó que más de la mitad de las exportaciones salvadoreñas tienen como destino Estados Unidos, y más de un tercio de sus importaciones proceden de territorio estadounidense.

"Tenemos ya vínculos económicos sólidos ahí", dijo el mandatario norteamericano. "Pero yo aplaudo mucho la visión del presidente (Funes) de que el crecimiento en El Salvador tiene que ser equilibrado y llegar a todos los aspectos de la sociedad salvadoreña; esto tiene que ser incluyente en lo social, y nosotros queremos ayudar en cualquier forma posible para cerciorarnos de que haya infraestructura, crédito y otras herramientas adecuadas que puedan derivar en la prosperidad a largo plazo en El Salvador".

El presidente estadounidense puso como ejemplo de cooperación futura el interés que tienen Estados Unidos, Brasil y El Salvador por buscar medidas adicionales para ampliar el desarrollo de biocombustibles y energía.

Funes dijo que el objetivo de su visita no fue pedir que Obama haga por los salvadoreños "lo que no hemos sido capaces de hacer durante mucho tiempo". Empero, consideró que la financiación para los pobres, así como para pequeñas y medianas empresas permitiría mejorar la situación económica en El Salvador.

"No podemos culpar a Estados Unidos por la situación en la que estamos", dijo Funes, quien aseguró que el país centroamericano busca que Washington sea un socio estratégico, en términos equitativos y eficientes.

Ello, a juicio de Funes, permitiría revertir algunos de los problemas salvadoreños que más preocupan a Estados Unidos, como la emigración y la seguridad, al reducir la pobreza.

Obama reconoció que, pese a los progresos en América Central, sigue habiendo preocupación sobre los temas de seguridad.

"Todavía tenemos preocupaciones, evidentemente, sobre el narcotráfico y las pandillas", dijo Obama, quien coincidió en que muchos de esos desafíos se relacionan con los problemas económicos de la región.

Obama felicitó a Funes tanto por su "actitud práctica e inteligente" ante la crisis política en Honduras como por su generosidad con Haití luego del terremoto.

Más temprano, Estados Unidos y El Salvador acordaron prorrogar un acuerdo para proteger piezas de arte y otros artefactos precolombinos a fin de evitar que sean robados y saqueados.

En un comunicado, el Departamento de Estado informó que "al prorrogar este acuerdo, Estados Unidos demuestra su continuo respeto por el patrimonio cultural de El Salvador y su inquietud por la pérdida irreparable de conocimientos sobre la historia de la humanidad".

El acuerdo extiende la cooperación iniciada en 1995, cuando El Salvador solicitó ayuda estadounidense para implementar una convención de la UNESCO sobre el tema.

Estados Unidos, dice el comunicado, "reconoce que el patrimonio cultural salvadoreño corre peligro de saqueo" y por lo tanto el acuerdo "permite la imposición de restricciones para la importación de ciertos artefactos arqueológicos que daten aproximadamente del año 8000 aC hasta el 1550 dC, incluyendo objetos hechos de cerámica, metal y piedra".

En el 2009, varios artefactos de ese tipo fueron confiscados tras ser importados a suelo estadounidense, entre ellos varias vasijas cerámicas e instrumentos musicales que datan de entre 300 y 900 dC. Los artefactos serán repatriados a El Salvador, dice la declaración.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles