Weekly News

Sismo sacude el Este de Turquía; mueren 51

9 de marzo de 2010.

Un fuerte sismo de 6 grados de magnitud preliminar sacudió el Este de Turquía antes del amanecer de ayer, matando a 51 personas y derribando casas de piedras y ladrillos unidos con barro así como torres de mezquitas en por lo menos seis poblados, informó el Gobierno.

El terremoto ocurrió a las 4:32 de la mañana en la provincia de Elazig, sorprendiendo a mucha gente dormida, convirtiendo diversas construcciones en montones de escombros.

Ali Riza Ferhat, un residente de Okcular, comentó que lo despertó el sacudimiento.

"Traté de salir, pero la puerta no se abría. Salí por la ventana y comencé a ayudar a mis vecinos", dijo a NTV. "Sacamos seis cadáveres", agregó.

El Gobierno dijo inicialmente que hubo 57 muertos, pero después bajó la cifra a 51, sin dar explicaciones por la diferencia. Además de las muertes, unas 34 personas estaban siendo atendidas por las lesiones recibidas durante el temblor, dijo el centro de manejo de crisis de Turquía.

El movimiento telúrico, con magnitud preliminar de 6.0, ocurrió a las 4:32 a de la mañana de ayer con epicentro cerca de la villa de Basyurt, dijo el centro sismológico de Kandilli, con sede en Estambul. A éste le siguieron cerca de 30 réplicas, la más fuerte de ellas con magnitud 5.5, agregó.

El sismo fue sentido en las vecinas provincias de Tunceli, Bingol y Diyarbakir, donde los residentes salieron aterrorizados a las calles y pasaron allí la noche.

Algunas de las lesiones ocurrieron debido al pánico, ya que la gente saltó desde ventanas o balcones. Grabaciones de la agencia de noticias privada Dogan mostraban gente llevando heridos a hospitales en automóviles y taxis.

La televisora CNN-Turca reportó que entre los muertos había cuatro hermanas pequeñas atrapadas en los escombros.

"Todo fue derribado, no hay piedra en su lugar", comentó Yadin Apaydin, administrador de la villa de Yukari Kanatli, donde afirmó que fallecieron tres residentes.

Las autoridades bloquearon el acceso a la villa de Okcular, donde ocurrió la mayoría de muertes, para facilitar la entrada y salida de ambulancias y equipos de rescate a los caminos estrechos de la aldea. Familiares se apresuraban a llegar a la villa para tener noticias sobre sus seres queridos.

"La villa está totalmente aplastada", dijo a la televisora NTV Hasan Demirdag, administrador de Okcular.

Mustafa Erdik, director del Observatorio Kandilli, pidió a los residentes que no regresaran a sus casas dañadas, advirtiéndoles que podrían caer con las réplicas, las cuales podrían durar días.

Imágenes de televisión mostraban rescatistas y soldados en Okcular levantando escombros ante la mirada de aldeanos.

La organización Media Luna Roja (equivalente a la Cruz Roja occidental) comenzó a establecer tiendas de campaña en la región.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles