Weekly News

Soldados matan a civiles en Nigeria

11 de marzo de 2010.

El Papa Benedicto XVI condenó ayer la violencia "atroz y sangrienta" que ha embestido a Nigeria en los últimos días y que dejó al menos 500 personas muertas, la mayoría cristiana, por los ataques de fundamentalistas musulmanes. El Papa insistió, "con ánimo conmovido", que la violencia no resuelve los conflictos sino, más bien, solamente acrecienta las "trágicas consecuencias".

LAGOS, NIGERIA.- Soldados dispararon contra una multitud después del toque de queda y mataron a dos personas, dijeron testigos ayer, apenas unos días después de que un combate entre cristianos y musulmanes en el área dejó más de 500 muertos, incluidos niños.

Cientos de personas salieron la mañana de ayer a las calles de Jos, donde el parabrisas lleno de balas de un camión tenía garabateada la palabra "regocíjense'.

Residentes habían intentado evitar que el camión entrara al pueblo a última hora del martes después del toque de queda, temiendo que estuviera cargado de combatientes armados. Ellos han acusado a la Policía y al Ejército de no proporcionar seguridad a las villas que fueron atacadas la mañana del domingo.

El Ejército llegó más tarde, pidió a los jóvenes que se retiraran y luego disparó sobre ellos y el camión. Dos fallecieron y otros cinco resultaron heridos, indicó Angela Ogobri, una enfermera de un hospital local.

Un coronel del Ejército impidió que reporteros vieran los cadáveres. Se supo más tarde que el camión transportaba sólo ganado y canastas.

Al menos 500 personas, en su mayoría cristianos, fueron asesinados brutalmente el domingo en varias villas cerca de Jos, según residentes, grupos de ayuda y periodistas. La violencia ocurre después de que asesinatos sectarios en la región en enero costaron la vida de más de 300 personas, mayormente musulmanes.

Nigeria está dividida casi equitativamente entre musulmanes en el Norte y el predominantemente cristiano Sur. El baño de sangre reciente está ocurriendo en el Centro de Nigeria, en el cinturón central nigeriano donde docenas de grupos étnicos compiten por el control de tierras fértiles.

Los asesinatos se suman a la lista de miles que han muerto en el país más poblado de África en la última década debido a fricciones religiosas y políticas. Una revuelta en septiembre del 2001 mató más de mil personas. Batallas entre cristianos y musulmanes mataron más de 700 personas en el 2004. Más de 300 residentes murieron durante un disturbio similar en 2008.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles