Weekly News

'Herida del 11M sigue abierta'

12 de marzo de 2010.

La herida de los atentados yihadistas del 11 de marzo de 2004 sigue abierta en el corazón de los españoles y así se encargaron ayer de recordarlo en pleno la clase política y las víctimas sorevivientes de ésta y otras tragedias del terrorismo.

Seis años después de la masacre que dejó 192 muertos y cerca de 2 mil heridos con ataques con bomba a cuatro trenes de cercanías de Madrid, el 11M fue conmemorado con llamadas a la unión contra el terrorismo por parte de los grupos políticos y con la demanda de las víctimas para que los crímenes de esta índole no prescriban.

"En el corazón de los españoles sigue abierta aquella herida", afirmó el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, al leer una declaración institucional ante el pleno de esta Cámara Baja del Parlamento reunido en homenaje a las víctimas del 11M.

Esta conmemoración estuvo encabezada por el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y su Ejecutivo, los diputados, autoridades locales de Madrid y miembros de la judicatura española, entre otros.

"No hay ni izquierdas ni derechas que valgan en la unidad contra el terror y desde aquí os prometemos a todos que estamos juntos hasta vencerlo", aseveró Bono.

El recuerdo de quienes sufrieron la violencia terrorista, continuó Bono leyendo la declaración, "nos salva y protege de un segundo crimen, que sería el del olvido".

"No hay terrorista bueno ni pueblo que sea digno si ese pueblo es capaz de convivir y acoger a esa maldita especie", agregó.

Los diputados aprovecharon para designar un Día de las Víctimas del Terrorismo que reafirme el consenso político contra el terror que hoy se encargaron de expandir las paredes del Congreso.

Para ello eligieron la fecha del 27 de junio, en recuerdo de la muerte ese mismo día, pero de 1960, de la primera víctima de la organización terrorista ETA.

"Todo el mundo debe saber, nadie debe ignorar ni en España ni fuera de España que la primera víctima de ETA fue una niña de 22 meses (Begoña Urroz), que hoy tendría 52 años", dijo el presidente del Congreso.

A la par que el Parlamento recogía el homenaje oficial, en los escenarios de la tragedia y en aquellos espacios que hace seis años se convirtieron en altares improvisados del dolor popular, las víctimas y sus familiares insistieron en que el terrorismo es un crimen que no puede prescribir.

Una de estas múltiples conmemoraciones, divididas según la adscripción política de los organizadores, tuvo lugar en el llamado "Bosque del recuerdo" del madrileño parque de El Retiro, erigido en recuerdo de las víctimas y donde hoy decenas de flores blancas fueron prendidas en los 192 cipreses y olivos plantados en memoria de las víctimas.

"Para evitar la impunidad hay que lograr que el terrorismo no prescriba", dijo la vicepresidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza.

Otro acto emotivo tuvo lugar en la tarde de nuevo en el Congreso de los Diputados, donde, con la asistencia de las principales asociaciones de víctimas, se procedió a leer los 192 nombres de los muertos en las explosiones y los 31 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles