Weekly News

Descalifica BC alerta de viaje emitida por EU

15 de marzo de 2010.

El gobierno de Baja California, encabezado por el panista José Guadalupe Osuna Millán, rechazó que Tijuana merezca el calificativo de "ciudad violenta", tras la advertencia que hizo Estados Unidos a sus ciudadanos el fin de semana pasado.

A través de un comunicado, el gobernador advirtió que su administración trabaja en estrecha coordinación con el municipio y la federación para "brindar a las familias bajacalifornianas la seguridad que merecen".

Además, sostuvo, ofrece hospitalidad y tranquilidad necesarias a los visitantes.

"Ante la nueva alerta emitida por el Departamento de Estado del gobierno de Estados Unidos, respecto a no visitar ciudades fronterizas mexicanas por considerarlas violentas, el Poder Ejecutivo del Estado rechaza que ciudades bajacalifornianas, como Tijuana, merezcan ese calificativo", refirió el comunicado.

El pasado fin de semana, tras el asesinato de tres personas vinculadas al consulado de Estados Unidos en Ciudad Juárez, Chihuahua, la administración de Barack Obama alertó a sus ciudadanos sobre las condiciones de inseguridad en México y autorizó la salida de los familiares de empleados estadounidenses en los consulados de Tijuana, Nogales, Ciudad Juárez, nuevo Laredo, Monterrey y Matamoros, a partir de ayer domingo y hasta el próximo 12 de abril.

Al respecto, Osuna Millán explicó que en Tijuana se han atendido las causas de la inseguridad, como el crimen organizado, y en este esfuerzo se han obtenido importantes logros y una disminución considerable de los hechos violentos.

"Ante los resultados positivos, es necesario que el gobierno estadounidense distinga y reconozca las características particulares que presenta nuestro estado, donde existe una cordial relación con los cuerpos consulares aquí asentados", refirió el comunicado.

Apenas el pasado jueves, el cónsul general estadounidense en Tijuana, Steven Kashkett, calificó las condiciones de esta ciudad como seguras y hasta reveló que él pasea con su familia sin ningún inconveniente.

En entrevista con medios de comunicación, ese mismo día, reconoció que las autoridades mexicanas han realizado esfuerzos importantes en materia de seguridad.

"Es difícil cambiar la percepción con las autoridades estadounidenses, pero los éxitos contra el crimen organizado van a modificar esta situación", confió el diplomático.

Luego de la alerta estadounidense, se le cuestionó al diplomático si el nombre de Tijuana debe retirarse de la alerta de viaje y dijo que sería el embajador de Estados Unidos, Carlos Pascual, quien tomaría la decisión luego de verificar si la situación de seguridad ha mejorado.

El pasado viernes, Kashkett se reunió con el alcalde de Playas de Rosarito, quien había reclamado que no se mencione ese municipio como un sitio violento ante el temor de que alcaldes estadounidenses evitaran viajar a ese municipio al encuentro de alcaldes fronterizos que se llevará a cabo en mayo próximo.

El diplomático estadounidense constató que las condiciones de seguridad en Rosarito son buenas



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles