Weekly News

Calderón defiende cifras contra crimen en Juárez

17 de marzo de 2010.

Quien con mayor vehemencia defendió sus cifras fue el procurador Arturo Chávez Chávez, originario de Chihuahua y ex procurador estatal

En medio de la descalificación ciudadana por los informes oficiales "triunfalistas" que pretenden mostrar un "mundo fabuloso" y la necesidad de un "manotazo" presidencial en la materia, el presidente Felipe Calderón terminó por aceptar que pueden no ser realistas las estadísticas oficiales de disminución del crimen, pero también es cierto que el asesinato de personas vinculadas al consulado estadounidense en esta urbe complicó y dio al problema una "dimensión internacional".

"Su problemática nos duele, nos afecta, queremos resolverla. Se complica además, todavía más, hay que decirlo, a partir de los homicidios del sábado porque eso le da una dimensión internacional al problema. Tenemos doblemente que enfrentar entonces este asunto", admitió anoche Calderón al encabezar la reunión "Todos somos Juárez. Reconstruyamos la ciudad", celebrada en un hotel.

"Realmente los números que acabamos de ver francamente no corresponden mucho a la percepción ciudadana y la ventaja de que venga usted y lo escuche de viva voz, pues es esa", aseguró el médico Arturo Valenzuela, representante del Consejo Consultivo, en la reunión encabezada por Calderón para revisar lo concerniente al programa "Todos somos Juárez. Rescatemos la ciudad".

Momentos antes, el procurador general de la República, Arturo Chávez, y el secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, dieron a conocer algunas cifras alentadoras.

Por ejemplo, Chávez dijo que del 15 de enero a la fecha se han registrado al menos 26 secuestros y se han liberado a 21 víctimas, además de que presumió que la Policía Federal incrementó en 33% sus patrullajes y se han sumado 93 nuevos agentes del Ministerio Público, 23 de ellos federales.

García Luna también dijo que ha habido una disminución en el número de homicidios en un 40% entre el año pasado y 2010, situación que se habría replicado en los casos de secuestro en el municipio.

"Esas estadísticas de un mundo fabuloso no las estamos percibiendo", dijo Guadalupe Díaz, del Colegio de Psicólogos.

"No estamos mejor" reclamó Dora Esther Dávila, de Salud y Bienestar Comunitario, pues luego de sus dos recientes visitas el 11 y 17 de febrero pasado, dijo a Calderón, han sucedido "cosas terribles".

El ciudadano Hugo Almada comentó que la situación en Juárez se ha deteriorado y que si se les presentan "informes triunfalistas" entonces ellos como parte de la comunidad tienen que hablar de manera distinta a lo que dicen los funcionarios.

Miguel García, del Observatorio Ciudadano, dijo que las cosas en Ciudad Juárez siguen ardiendo por lo que demandó del presidente Calderón "un manotazo" en materia de seguridad.

Calderón aceptó que las cosas están delicadas y hechos como el asesinato de personas vinculadas al gobierno estadounidense con sobrada razón encienden los ánimos, que incluso se complicó e internacionalizó por ese motivo, pero auguró que ya vendrá un nuevo día para los juarenses.

El mandatario defendió los datos aportados por sus subalternos. Admitió que en materia de secuestros y extorsiones es posible que haya una "cifra negra" de hechos no denunciados, pero en el caso de los homicidios son datos duros, por lo que pidió no creer simplemente, pero también simplemente solicitó corroborar la información para tener una visión realista, no optimista ni pesimista.

"Yo les quiero pedir una cosa. Cada quien, cada miembro del Consejo, la sociedad misma, vea las cifras independientemente del juicio o de la primera impresión que le genere, simple y sencillamente indíquenos en dónde están erradas. Porque puede ser que estén erradas", solicitó Calderón.

"Es más, yo creo que hay cifras que aunque sean verídicas, no necesariamente corresponden a la realidad. Por ejemplo, en materia de extorsiones y en materia de secuestros, probablemente haya una gran cifra negra, es decir, extorsiones y secuestros que nunca se denuncian", añadió.

"Yo no les pido ni una valoración de que si les late o no les gusta, o les guste, no es mi objetivo ese. Creo que el objetivo es generar confianza y seguimiento oportuno respecto de lo que hacemos. Pero no puedo ni me atrevería, ni es un asunto de pedirles que se crean o no se crean. Simplemente corrobórenlas. Eso es lo que yo pido", insistió Calderón.

Quien con mayor vehemencia defendió sus cifras fue el procurador Arturo Chávez Chávez, originario de Chihuahua y ex procurador estatal.

"Aquí se habla y se hace referencia también con frecuencia a términos médicos, a términos de enfermedades. Y es evidente que a un doctor se le puede exigir, a lo mejor, la cura más pronta de la enfermedad pero no se le puede hacer responsable de ella".

El procurador dijo que quizá los presentes en el salón de un hotel de esta ciudad no escucharon las cifras que les hubiere gustado ver.

"Evidentemente que las carencias en materia de seguridad pues están presentes, los homicidios son absolutamente innegables, totalmente lamentables. El procedimiento para ir recuperando la seguridad no se va a construir en un día y eso lo tenemos que tener claro", afirmó Chávez.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles