Weekly News

Cabañas busca recuperación en Argentina

22 de marzo de 2010.

La última estación en el largo y duro viaje hacia la esperanza de Salvador Cabañas, es la del Instituto Fleny, donde ingresó ayer luego de arribar a esta ciudad en un vuelo aerocomercial, para iniciar una nueva etapa de su rehabilitación y realizar el intento final "de poder volver a jugar al futbol".

"Está muy bien. Vino muy tranquilo y estamos absolutamente confiados que aquí llevaremos adelante la última parte de la rehabilitación, porque quiere jugar el Mundial", dijo María Alonso, esposa del delantero del América, al llegar al aeropuerto Internacional de Ezeiza.

A su arribo, Cabañas fue trasladado desde la misma pista de aterrizaje hasta el centro de rehabilitación del Fleny, ubicado en la ciudad de Escobar, a 70 kilómetros de esta capital.

Acompañado de su padre, de buen humor y semblante, Cabañas viajó hasta su nueva etapa de recuperación, para saber si su meta, la "de jugar el mundial de Sudáfrica" -un acicate psicológico para un deseo que de alcanzarlo estaría rozando el milagro-, es o no es posible.

"Elegimos seguir la rehabilitación en Buenos Aires porque existe este centro que es uno de los mejores de Sudamérica y porque estamos cerca de Paraguay. Él extraña un poco a la familia y a los amigos. Está muy motivado y no voy a hablar ya de lo que le pasó ni de su agresor. Todo eso que lo diga él", explicó María.

Aquí los recibieron personal del Fleny -en el que en 2002 pasó una etapa de rehabilitación Diego Maradona-, y el representante de Cabañas, Jorge González, quien aclaró que: "El estar cerca de Paraguay, en un país que conoce nuestra idiosincrasia para completar todo lo bueno que han hecho por la rehabilitación de Salvador en México, nos pareció lo más apropiado".

El viaje de Cabañas en el vuelo 028 de Aeroméxico fue el de un pasajero más. Sin alguna asistencia especial. Ocupó el asiento 1A de la clase ejecutiva, conversó con pasajeros y sobrecargos, firmó autógrafos, cenó como el resto de los pasajeros y durmió un largo trecho del trayecto entre el DF y Buenos Aires.

"Lo vi con mucha fuerza interior. De excelente ánimo, con ganas de jugar al futbol y de conversar. Incluso me firmó este autógrafo sin que yo se lo pidiera", se enorgullecía Arturo Zuñiga, sobrecargo de la clase Ejecutiva al contar su anécdota con Chava.

Fuentes del Fleny, consultadas por EL UNIVERSAL, indicaron que desde ayer Cabañas ingresaría en una fase de pormenorizados estudios clínicos por el lapso de una semana.

"Recién ahí tendremos un cuadro de situación sobre el estado del paciente y el tipo de rehabilitación a seguir", sostuvo un vocero del nosocomio.

Por su parte, el encargado de relaciones públicas del Instituto, Juan José Ithurralde, aseguró que la idea es informar a la opinión pública de los avances del jugador, "a través de partes médicos periódicos".

El Fleny es el mismo centro donde realiza a diario su rehabilitación el ex defensor de la selección argentina, Fernando El Negro Cáceres, quien también recibió una herida de bala en la cabeza, en noviembre último, y los médicos aseguran que progresa día a día.

El propio Cabañas, sus familiares y allegados, ya están aquí con la esperanza intacta de que El Mariscal, como lo conocen en Paraguay, podrá volver a los campos de juego.

Una empresa difícil, pero para nada imposible, si se tiene en cuenta la fe y la voluntad de hierro con la que Cabañas y los suyos, ingresaron ayer al Instituto Fleny.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles