Weekly News

Perfila Corte apoyo a bancos

23 de marzo de 2010.

La Suprema Corte de Justicia se encamina a proteger a los bancos contra sentencias que los han condenado a pagar cantidades multimillonarias por depósitos recibidos en los años 80, pero los ministros difieren sobre la forma de llegar a esa conclusión.

El pleno de la Corte discutió ayer el primero de 12 amparos promovidos por bancos e inversionistas para aclarar si los pagarés debieron renovarse automáticamente con la misma tasa de interés con la que fueron pactados.

La sesión duró menos de una hora y los puntos centrales del debate serán resueltos hoy. Cada amparo es distinto y, según fuentes judiciales, alguno de los bancos podría sufrir un revés por defectos en su demanda, aunque el criterio general los favorezca.

El primer proyecto de sentencia se refiere a un amparo de Banamex, por la demanda de un inversionista de Chihuahua que reclamó un pagaré de 400 mil viejos pesos contratado en mayo de 1987 con plazo inicial de 30 días, tasa de interés neta de 91.3 por ciento anual, y que según el demandante en 2004 ya ascendía a mil 467 millones de pesos.

Actualmente los Cetes a 28 días pagan tasas menores a 4.5 por ciento anual. Los 400 mil viejos pesos equivalían a 284 dólares en 1987, pero con la tasa fija, el reclamante podría cobrar más de 100 millones de dólares.

El proyecto propone amparar a Banamex contra la sentencia dictada por el Supremo Tribunal de Justicia de Chihuahua (STJCH), declarar que el pagaré sí tenía tasa fija, anular esa cláusula del contrato por violar las leyes en la materia, y aplicar las tasas que Banco de México ha ido fijando según la realidad económica del país.

Pero el ministro Salvador Aguirre, apoyado en parte por Luis María Aguilar y José Ramón Cossío, consideró que la Corte no necesita anular la cláusula, sino que basta interpretarla para aclarar que la tasa no es fija.

"De no contar con instrucciones al vencimiento (el pagaré) se renovará bajo las mismas condiciones", dijo Aguirre, al leer a sus colegas una leyenda que se incluía en los pagarés de esa época, y que ha provocado estos litigios.

"Vale la pregunta, ¿cuáles eran las 'mismas condiciones'? ¿estábamos en presencia de una tasa fija inconmovible? Yo pienso que no es así", agregó.

El presidente Guillermo Ortiz advirtió, sin embargo, que el proyecto fue presentado en esos términos porque la demanda de amparo de Banamex no contiene un alegato expreso contra la parte de la sentencia del STJCH, que interpretó que la tasa era fija por toda la duración del contrato.



Esta deficiencia impediría a la Corte realizar la interpretación propuesta por Aguirre, pues en este tipo de juicios, el tribunal no puede subsanar errores en las demandas de amparo.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles