Weekly News

Dos años de fracaso en el operativo policial conjunto

28 de marzo de 2010.

Ciudad Juárez, Chihuahua.- A dos años del inicio del Operativo Conjunto Chihuahua, que tenía como principal objetivo frenar la violencia en esta entidad fronteriza, el saldo de la guerra que sostienen aquí los cárteles de la delincuencia organizada es de aproximadamente 4 mil 849 personas asesinadas, la tercera parte de los casi 17 mil muertos en todo el país durante el gobierno de Felipe Calderón.

El patrullaje de unos 11 mil 840 elementos de las fuerzas federales, entre policías y soldados, no evitó masacres como las ocurridas en el centro de rehabilitación El Aliviane, en el bar Seven y Seven, en Villas de Salvarcar, y en un velorio en la colonia Praderas del Sur.

Hace dos años las ejecuciones en esta ciudad apenas superaron las 300, a diferencia del año anterior que rebasaron las tres mil.

En la capital en todo 2007 hubo 19 asesinatos, mientras que en 2009 las muertes a manos del crimen organizado llegaron a más de 400.

El gobernador, José Reyes Baeza, reconoció que los resultados de este operativo no son satisfactorios y declaró que mientras “no regrese la tranquilidad a los chihuahuenses el operativo no habrá cumplido sus objetivos”, aunque resaltó que “el número de detenciones no tiene precedente”.

Baeza Terrazas aceptó que ni la Federación ni el estado estimaron en su momento la magnitud que tomaría la “guerra” contra el narco, “nadie se imaginaba que iba a tener un saldo de este número de muertos cuando inició, no imaginábamos que el crimen tuviera una presencia en todo el territorio nacional, pero ahí está, hay una batalla institucional, hay que afinar las estrategias, porque el tema es un proyecto a largo plazo”, sostuvo el mandatario, quien fue atacado por un comando del cártel de Juárez, el 22 de febrero de 2009, y en el enfrentamiento murió su jefe de guardaespaldas Alejandro Chaparro.

En los saldos de dos años del operativo, el abogado Gustavo de la Rosa Hickerson, visitador especial de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH), dijo que el operativo conjunto ha sido un “rotundo fracaso”.

“En mi visión de derechohumanista, que no permite valorar los decomisos de drogas o de armas, sino las violaciones individuales y a una gran cantidad de personas, el gobierno y la Operación Conjunta Chihuahua han fallado”.

Expresó que es increíble que la Procuraduría General de la República a través de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, no haya establecido aún una “cabeza de playa” en Ciudad Juárez, “lo que nos hace sospechar” del verdadero objetivo que se persigue.

El prometedor inicio

El Operativo Conjunto Chihuahua, hoy llamado Operación Coordinada Chihuahua, arrancó el 27 de marzo de 2008 en Ciudad Juárez, el anuncio de la estrategia fue hecho por el extinto secretario de Gobernación, Juan Camilo Mouriño, acompañado del gobernador José Reyes Baeza Terrazas, los alcaldes de Ciudad Juárez, José Reyes Ferriz, y de Chihuahua, Carlos Borruel Baquera; el secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván Galván; el procurador General de la República, Eduardo Medina Mora; y el coordinador de Inteligencia para la Prevención de la Policía Federal, Ramón Pequeño.

Ese día se anunció que llegarían 2 mil 500 elementos federales a Juárez, de los que 2 mil 26 eran soldados, 426 federales y 63 agentes del Ministerio Público Federal. La cifra fue insuficiente, y hoy son más de 11 mil integrantes de las fuerzas castrenses los que enfrentan a la delincuencia sin que hayan disminuido las ejecuciones y crímenes en general.

Este año, al aumentar la violencia, el Presidente ha tenido que visitar tres veces la frontera en apenas 31 días.

En las últimas semanas, funcionarios federales y autoridades estatales y municipales pusieron en marcha el plan de emergencia “Juárez, Somos Todos. Reconstruyamos la ciudad”.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles